A la memoria de Manuel Quintín Lame

/ Opinión
Por: Mateo MalaHora

A la memoria de Manuel Quintín Lame


Si me preguntas
con qué reloj debo marcar
mi tiempo y mi destino,
a qué blanco debo llevar
la flecha de mi arco,
en qué escenario montar
mi drama cotidiano,
si creo en el mercado
o me halaga la luz de la batalla,
sabrás que mi tiempo
se mueve en coordenadas
de paz universal;

que mis horas se oponen a la guerra
que sacude mi patria;
que mi arco es bitácora de luchas
donde viaja la historia de mi pueblo
con vientos desplegados,
tempestades, fantasmas
y huracanes inéditos.

Que el mercado es un Dios de Cartón
y que en ningún lugar del orbe
encontrarás supermercados donde vendan
la libertad de todos;

que mi drama, es el drama
del exilio del hombre, la expulsión de la tierra,
la suerte del maíz
sitiado por el hambre;

que corren por mi sangre
a borbotones leyendas araucanas,
y el mito del Incarri.

Soy aborigen,
y crezco en la memoria de Juan Tama,
hijo  del Gran Espíritu del Viento,
hecho guerrero en el sabio guerrero
Quintín Lame.

Soy un Duende Vital
guardián del agua,
de la tierra y del fuego:
fuerza creadora
de luz, mariposas
y pájaros.

Ayer viaje en la barca de Bachué
Hacedora del Mundo, Diosa de la Armonía,
y fueron compañeros de viaje
el Cacique Payán,
Chila Balan de Chumayel,
Quetzalcóatl Kukulcán-
La Serpiente Emplumada, Atahualpa,
el camarada Itzana.

Guaicaipuro conduce
mi dardo sublevado
en Santiago León de Caracas,
donde sembró el Árbol de Luz
y desordenó la noche del tirano.

Ok-chel, con su cántaro de vida
y su telar maestro,
entreteje mi antorcha libertaria.

En la celebración de mis rituales
hierve la imagen del cacique
Pigoanza, el heroico
amor de la Gaitana,
y el volcánico sueño del guerrero.

Tierras Adentro sobrevivo,
dominio de Montañas Sagradas,
guanacas, nasas y paeces.

Indio soy,
alcé mi frente en alto
sobre la Madre Tierra en Kokonuco
donde orgullosa vive Mi Primera Nación.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.