Quiénes son los agentes de inteligencia de Nicolás Maduro que asesinaron al capitán Rafael Acosta Arévalo y a qué torturas fue sometido

/ general
Por: Nicolas Lobatón González

Quiénes son los agentes de inteligencia de Nicolás Maduro que asesinaron al capitán Rafael Acosta Arévalo y a qué torturas fue sometido


La autopsia reveló que murió a causa de un edema cerebral severo debido al maltrato recibido, que le produjo un "politraumatismo generalizado". El militar fue secuestrado por la dictadura chavista el 21 de junio pasado y su asesinato se confirmó ocho días después

El capitán de corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo murió el sábado pasado tras ser torturado por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

A esa conclusión llegó la autopsia que le fue practicada, que señaló que la causa de la muerte fue "edema cerebral severo debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado".

La presidente de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, dijo en Twitter que el militar fue "brutalmente torturado hasta ocasionarle la muerte".

"La rabdomiólisis tiene entre sus causas el aplastamiento, la tortura, traumatismos y electroestimulación. Con este informe debe cambiar el delito imputado a los presuntos autores", manifestó.

El periódico español ABC consignó que los hallazgos médicos filtrados por el director de actuación procesal del Ministerio Público en el exilio, Zair Mundaray, revelan que el capitán de corbeta tenía fracturadas 16 costillas, el tabique nasal y un pie.

Además, presentó excoriaciones en hombros, codos y rodillas; hematomas en los abductores, lesiones similares a latigazos en la espalda y signos de quemaduras en ambos pies, que se presumen de electrocución.

Los responsables del asesinato

Fuentes militares conocedoras del caso dijeron al mismo diario que el mayor Alexander Gramko Arteaga, director de Asuntos Especiales del Dgcim, "es el ejecutor de las operaciones de tortura y procedimientos especiales". Bajo su mando se realizan las "desapariciones forzadas y ejecuciones contra los militares enemigos del régimen".

Según estas fuentes, en Gramko recayó la orden de torturar que acabó con la vida del capitán. "La dirección de asuntos especiales no hace nada sin que Nicolás Maduro lo autorice. Fue creada para hacer trabajos única y específicamente para el presidente", detallan.

El jefe de contrainteligencia de la Guardia de Honor, Asdrúbal Brito Hernández también participó en las torturas.

Otro dato que estremece es que Gramko Arteaga tiene a su cargo centros clandestinos de detención llamados "casas seguras" para torturar y hacer desaparecer a los opositores del régimen.

"Acosta Arévalo murió por no saber más", dijeron los informantes a ABC. Y contaron que desde el inicio todo fue cruel pese a que había funcionarios retirados que no representaban "ninguna amenaza".

Lo oficiales de la Dgcim se encargan de arrestar a cualquier sospechoso de disidencia
Lo oficiales de la Dgcim se encargan de arrestar a cualquier sospechoso de disidencia

Los principales torturadores del régimen

El mayor general Iván Hernández Dala, director del Dgcim y jefe de la guardia de honor presidencial, es el principal responsable de llevar a cabo las torturas contra disidentes. Dirige el órgano represor más brutal de Venezuela y cumple con las órdenes directas de Maduro.

Por su parte, el coronel Hannover Guerrero, responsable de la sede del Dgcim en Boleíta, Caracas; también tortura y se encarga de falsificar los expedientes contra los detenidos en sus instalaciones.

Luseph Barrios Olivares, jefe de la unidad especial, es el encargado de la casa de tortura ubicada en La Mariposa. Y Rafael Franco Quintero, jefe de inteligencia militar, fue apuntado por la abogada venezolana Tamara Sujú de ser cómplice "de los peores crímenes de lesa humanidad, entre ellos la tortura y violencia sexual a detenidos".

Sujú, representante diplomática de Venezuela ante República Checa, activista por los derechos humanos y quien el sábado dio a conocer la noticia, recalcó que la tortura tiene "cadena de mando".

El pasado 22 de junio, Waleska Pérez, esposa del militar asesinado, denunció la desaparición física de su marido y contó que había hablado con él por última vez a las 14:00 del día anterior, mientras se encontraba en una "reunión personal" en Guatire, estado Miranda.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, se pronunció sobre este crimen apenas se conoció públicamente: "No hay palabras para describir este abominable hecho. Hemos establecido contacto inmediato con la familia y la comisión de la ONU en Venezuela. He girado instrucciones a embajadores y al equipo internacional para elevar la denuncia a Gobiernos y especialmente a la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet".

Un informe de la OEA presentado el viernes denuncia que tras el fallido levantamiento militar del pasado 30 de abril promovido por el jefe del Parlamento, Guaidó, quien es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, fueron detenidas 327 personas en dos días.

Rafael Acosta Arévalo
Rafael Acosta Arévalo

Las lesiones que sufrió Acosta Arévalo

-Fractura del tabique nasal.

-Excoriaciones en hombros, codos y rodillas.

-16 costillas fracturadas, ocho de cada lado.

-Excoriaciones y signos de quemaduras en ambos pies.

-Un pie fracturado.

-Signos de latigazos en espalda y muslos.

-Hematomas en muslos.

El teniente Ascanio Antonio Tarascio
El teniente Ascanio Antonio Tarascio

Los detenidos por el régimen de Maduro

La Justicia venezolana anunció el lunes la detención de dos militares por su presunta responsabilidad en la muerte del capitán. Los apresados son el suboficial Estiben José Zárate Zoto, de 22 años; y el sargento segundo Ascanio Antonio Tarascio Mejía, de 23 años. Ambos pertenecen a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Un tribunal de Caracas ordenó prisión preventiva para estos dos militares "por su presunta vinculación en la muerte" de Rafael Acosta Arévalo, capitán de corbeta, y "quien se encontraba detenido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim)", señaló el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en un comunicado.

Zárate Zoto y Tarascio Mejía, quien además ostenta el rango de teniente, fueron acusados de "homicidio preterintencional" y permanecerán recluidos en el mismo lugar donde estuvo detenido el capitán fallecido.

De acuerdo con informaciones de la prensa venezolana, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dgcim, sin que se indicaran entonces los motivos de su aprehensión.

El régimen de Maduro denunció que desactivó un golpe de Estado que se produciría entre el 23 y 24 de junio y que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo, entre ellos el propio presidente.

Un día después el fiscal general informó de que Acosta Arévalo formaba parte de la conspiración y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares.

Fuente: infobae.com

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.