Un juez con funciones de control de garantías del municipio de  Rionegro, Antioquia,  mandó a la cárcel  a Diego Armando Cadavid Álvarez, el papá de la pequeña Sofía Cadavid, asesinada el pasado jueves en esa población del oriente de este departamento.

El hombre, principal sospechoso del crimen, no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía por el delito de feminicidio agravado.

En el comunicado, el ente investigador confirma que el hombre de 34 años no aceptó haber matado a la menor, pese a que fue quien condujo a las autoridades a encontrar el cuerpo de la niña, tras asegurar que había cometido el crimen.

Los funcionarios del Inpec deberán ubicar en un establecimiento carcelario a Cadavid, mientras avanza el proceso judicial en su contra.

La Fiscalía además entregó algunos detalles de cómo fue hallada la menor, en la madrugada del viernes, en zona boscosa del municipio del oriente antioqueño, reseñando que presentaba golpes en el rostro y la cabeza.

Hay que indicar que Cadavid Álvarez fue capturado funcionarios del CTI de la Fiscalía con el apoyo de la Sijín de la Policía e integrantes del Ejército Nacional y no se allanó a los cargos imputados por un fiscal seccional de Antioquia.