La contundencia de los argumentos de la Fiscalía permitió que el juez 14 penal de Cali, con función de garantías, dictara medida de aseguramiento en centro carcelario contra Jefrin Styd Piamba Rodríguez, de 25 años, patrullero de la Policía Nacional, adscrito a la Dijín, por el delito de extorsión agravada en grado de tentativa.

El uniformado fue detenido el pasado 9 de diciembre por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), junto con unidades del Grupo Gaula Militar, en un centro comercial del sur de la capital vallecaucana, donde al parecer se disponía a recibir $8.000.000, producto de una extorsión a un conocido suyo desde la infancia.

De acuerdo con la denuncia instaurada por la víctima, Piamba Rodríguez, integrante de la Unidad de Ciberterrorismo, supuestamente la contactó a través del WhatsApp, una vez llegó a Cali procedente de Bogotá, para disfrutar las vacaciones.

Según la investigación del ente acusador, el patrullero le habría asegurado a la víctima que ella afrontaba un proceso penal por narcotráfico y que agentes de la DEA de Estados Unidos pronto la capturarían.

Para darle credibilidad a su engaño, Jefrin Styd Piamba aparentemente le envió un documento en el que constaba su vinculación al proceso penal.

De esta manera, se presume que el uniformado le propuso el pago de $8.000.000 al afectado para poder ayudarlo y evitar ser capturado por parte de agentes extranjeros.