A punta de amenazas y violencia quieren silenciar al periodista Sebastián Nohra

Con amenazas y violencia buscan frenar las investigaciones que revelaron la desviación de recursos destinados para la implementación del acuerdo de paz desde su aprobación en el Ocad Paz.

A punta de amenazas y violencia quieren silenciar al periodista  Sebastián Nohra

Así lo denunció el periodista Sebastián Nohra, a través de sus redes sociales al exponer que recibe amenazas contra su vida por esas denuncias, producto de una investigación que adelanta con la también comunicadora Valeria Santos frente a dicho tema.

“Denuncio que hoy recibí dos llamadas en las que recibí amenazas contra mi vida. No voy a la justicia primero porque ya sabemos cuáles son sus tiempos. Sospecho que estará detrás alguien señalado en la investigación, pues jamás me había pasado”, aseguró el periodista en su red social.

Además, reiteró: “No fue una conversación. “Pare con el temita o la pagará””. Esta grave situación de amenazas y hostigamientos a la labor de informar, protegida por la constitución, generó una serie de rechazo desde diferentes políticos, así como del gremio de periodistas y usuarios de las mismas redes sociales.


Uno de los primeros en pronunciarse frente al tema fue el criticado ex candidato y líder del Nuevo Liberalismo, Juan Manuel Galán, aseguró: “Rechazo total a esas amenazas y mi solidaridad con usted. Llamado a las autoridades para que investiguen la amenaza. Importantísimo y valiente trabajo de periodismo investigativo realizado en equipo con Valeria Santos”.

Mientras tanto, el congresista Mauricio Toro afirmó: “Solidaridad y mucha fuerza. Ni un paso atrás. Necesitamos más periodistas valientes como ustedes. Abrazos”.

De igual forma, la representante a la Cámara, Katherine Miranda, expresó: “¡Mi solidaridad ante las amenazas en tu contra! ¡Adelante! La corrupción no puede seguir siendo el pan de cada día en este país”.

Finalmente, el senador David Luna afirmó: “Solidaridad Sebastián, su valentía y profesionalismo son protegidos por miles de colombianos. ¡Fuerza!”.