"A uno acá lo levantan a uno es a bala", así es es la guerra que otra vez vive el Cauca

Es una realidad que el Ejército combate a muerte a los disidentes de las Farc en esta zona del país.

"A uno acá lo levantan a uno es a bala", así es es la guerra que otra vez vive el Cauca

El Cauca termina el año en medio de la guerra entre la fuerza pública y las disidencias de las Farc.

Así quedó demostrado con los ataques a la Policía en Timba, Buenos Aires,  y Cajibío, donde incluso activaron una motocicleta cargada con explosivos contra los integrantes de esta institución.

Es tan intensa esa confrontación que la misma comunidad reconoce que en el departamento "a uno lo despiertan a punta de plomo", expresión que surgió de parte de una persona que grabó cuando hostigaban a los policías en el corregimiento de Timba.

Después, ese mismo jueves 29 de diciembre, activaron una carga explosiva muy cerca a la subestación de Policía del corregimiento de El Carmelo, Cajibío. Por fortuna no se registraron víctimas mortales, ni heridos.

Sin embargo es claro que la guerra en esta zona del departamento no cesa, a pesar de los anuncios de apostarle a la paz total planteada por el gobierno nacional, en cabeza de Gustavo Petro.  

De hecho, y luego que incluso las disidencias de las Farc anunciaran un cese unilateral al fuego, el Ejército adelantó un amplio operativo militar en el corregimiento de Quilcacé, El Tambo,  contra la Carlos Patiño de las Farc.

El resultado: seis intengrantes de este grupo armado ilegal muertos y dos capturados, tras resultar heridos en combates. También los militares incautaron material de guerra y hasta estupefacientes.

En respuesta, la disidencia Carlos Patiño de las Farc emitió un comunicado donde, además de confirmar lo que consideran bajas en combates, culpan a los sectores miliraristas que "buscan imponer la guerra" en una región como el Cauca.

Así las cosas, hay que esperar cómo termina esta situación: si en una guerra abierta como viene sucediendo o la consolidación de la paz total.