"A veces eso no se ve": Francia Márquez aclaró si hay distanciamiento con Gustavo Petro

En los últimos días se ha cuestionado que la vicepresidente no vaya a viajes oficiales y sí lo haga la primera dama, Verónica Alcocer

"A veces eso no se ve": Francia Márquez aclaró si hay distanciamiento con Gustavo Petro

En los últimos meses se ha venido rumoreando un distanciamiento entre Gustavo Petro y Francia Márquez, vicepresidenta de Colombia. Entre los argumentos que han dado para justificar esta impresión es que la segunda del Ejecutivo no ha sido parte de las delegaciones colombianas a nivel internacional. Si no es el presidente, las representaciones del país han sido asumidas por la primera dama, Verónica Alcocer.

Ante los rumores y los cuestionamientos por la no inclusión de Márquez, esta se pronunció a la salida de uno de los diálogos regionales que ha venido liderando en el Cauca. “He estado en los diálogos con las mujeres, desde las regiones haciendo mi trabajo, a veces eso no se ve. Yo no me puedo pasar solo viajando al exterior, yo tengo que ir a los territorios”, expresó la vicepresidenta.

A esto agregó que ha estado en múltiples regiones históricamente excluidas. De esta manera, la que reemplazaría a Gustavo Petro en caso de ausencia temporal o absoluta señaló que su tarea ha sido a nivel regional, por lo que no puede asumir representaciones en el exterior.

Como se dijo anteriormente, los contrarios al Gobierno han hecho cada vez más uso de la tesis de la distancia que existiría entre Gustavo Petro y Francia Márquez. Primero esgrimieron el comentario de que era notoria las diferencias debido a que el presidente no la dejaba como encargada ante un viaje internacional, sino a la ministra de Trabajo. Luego se clarificó que la Constitución establece que, en caso de viajes, la tarea del encargo debe ser asumida por un ministro.

Ahora último, la controversia ha sido por los múltiples viajes al exterior de Verónica Alcocer, primera dama. Se ha cuestionado que esta asuma representaciones en los funerales de la reina Isabel II y el ex primer ministro japonés Shinzo Abe. Pero desde la presidencia se justificó que esta era una tarea de protocolo que podía ser asumida por la primera dama.

Nota tomada de: https://www.pulzo.com/