El alcalde de Popayán presentó un proyecto de acuerdo por medio del cual se pretenden vender acciones del municipio, de dos entidades en las que en la actualidad tiene participación.

Se trata acciones en la Terminal de Popayán y del Banco Popular, las cuales le generan año a año ingresos al municipio.

Por ejemplo, la Terminal de Transportes en el año 2020, año de pandemia en el que estuvo cerrado por varios años, le generó al municipio utilidades de hasta 62 millones de pesos.

Lo que quiere decir, que en un año normal le genera más recursos, que son invertidos en diferentes sectores del municipio.

De acuerdo con un informe presentado por la administración municipal, en el proyecto el valor de las acciones son:

Terminal de Transportes: 291.899.700 pesos. Acciones del 12.44%
Banco Popular: 14.729.950 pesos. Acciones del 0.02%.

La opinión de los concejales

El Concejal Roberto Alejandro Muñoz, coordinador de ponentes de este proyecto, y Rosa Sinisterra, ponente del mismo, dieron a conocer que se ha solicitado un estudio de Mercado y Factilidad, con el objetivo de conocer el valor verdadero de estas acciones.

"Debemos mirar si el valor que nos indica la administración si es el adecuado, para ello se deben realizar los estudios necesarios", informó Sinisterra.

Por su parte, el Concejal Muñoz, explicó que de acuerdo con la información del Secretario de Hacienda del municipio, los recursos de la venta de estas acciones serían destinadas para la demolición del Centro Comercial Anarkos.

"Se debe analizar muy bien esto, porque el municipio no puede invertir en algo donde tiene muy pocas acciones. Hay que mirar que otras necesidades hay en la ciudad", resaltó el cabildante.

El proyecto pese a que fue presentado por la administración, hasta el momento no se le ha realizado primer debate, el cual estaba previsto para esta semana, pero al parecer no se realizará, debido a que según fuentes del Cabildo Municipal este tiene falencias en su formulación.

Además, se conoció que el alcalde pretende vender estas acciones, debido a la falta de recursos que hay en la cartera de Hacienda. Ya que han sido pocos los recaudos que se han hecho en el Impuesto Predial, debido al año de pandemia como lo fue el 2020.