El día de hoy, miércoles 23 de diciembre de 2020, miembros de las organizaciones sindicales de UNES Y ASEP de la Alcaldía de Popayán, realizaron una manifestación al interior de la entidad, exponiendo una serie de solicitudes, entre las que se encuentra el cumplimiento del Acuerdo 019 de 2016, en el que se pactó un incremento salarial del 2% por encima del aumento legal para los años 2016, 2017, 2018 y 2019, incremento que nunca se reflejó en la nómina durante dichos años, pero cuyo valor fue cancelado de manera directa a los sindicatos a través de lo que denominaron “aporte para el desarrollo sindical”, situación que hace parte de los hallazgos del informe de la Contraloría Municipal, razón por la cual, en reiteradas ocasiones, el municipio ha manifestado a las organizaciones sindicales la imposibilidad de realizar dicho aporte, en los siguientes términos:

“Frente a la propuesta de reconocer y pagar “un APORTE PARA EL DESARROLLO SOCIO ECONÓMICO, CULTURAL, EDUCATIVO Y SINDICAL de quienes son afiliados a los sindicatos UNES Y ASEP, que agrupan a los empleados públicos cuyos emolumentos se pagan con recursos propios del Municipio de Popayán, equivalente a 790 salarios mínimos legales, mensuales vigentes, suma que será depositada en la cuenta que las organizaciones sindicales señalen”, el municipio manifiesta su desacuerdo, teniendo en cuenta el antecedente que existe en relación a los pagos que se realizaron entre 2016 y 2019 con el mismo objeto y que presuntamente tienen incidencia penal, disciplinaria y fiscal (por más de mil millones de pesos), de acuerdo a lo expuesto en el Informe de Auditoría Regular del año 2019, de la Contraloría Municipal (…).

Ante esta preocupación, el municipio propone a las organizaciones sindicales negociar un adecuado incremento salarial, que se ajuste a las posibilidades fiscales del municipio y que se refleje en el salario y las prestaciones sociales de todos los empleados de la administración municipal de Popayán, a partir del año 2021, negociación que debe incluir a todos los sindicatos de empleados públicos (conforme a lo establecido en el Artículo 8 del Decreto 160 de 2014), y que podrá iniciar en el momento en que ustedes lo determinen” (Comunicación 20201100346921).

En este sentido, para la administración municipal no es posible acceder a la solicitud de pago del aporte sindical, y es un riesgo asumir el aumento del 8% fijado en el Acuerdo 019 de 2016, toda vez que no aplicaría únicamente para quienes hacen parte de los sindicatos, si no que podría hacerse extensivo a todos los empleados, situación que significa un riesgo fiscal para el municipio, toda vez que este tipo de incrementos deben pagarse con recursos propios, circunstancia que ha sido reconocida por las mismas organizaciones sindicales, quienes propusieron un acuerdo en los siguientes términos (transcripción exacta):

“ACUERDO COLECTIVO No. 1 del 2020. Ante la imposibilidad económica de realizar en favor de todos los empleados del Municipio de Popayán la denominada NIVELACIÓN SALARIAL convenida en el Acuerdo 19 del ACTA FINAL DE “ACUERDO COLECTIVO RESULTANTE DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA DEL MUNICIPIO DE POPAYAN CON LAS ORGANIZACIONES DE EMPLEADOS PUBLICOS DEL MUNICIPIO DE POPAYAN UNES Y ASEP - 2016” DEL JUEVES 11 DE AGOSTO DE 2016, las partes convenimos dejar sin efectos el citado acuerdo No. 19, declarando que a 31 de diciembre de 2019, no existe suma alguna adeudada por el Municipio a los empleados, en razón de los acuerdos transitorios firmados por los sindicatos y la anterior administración municipal. En consecuencia, con la firma del presente acuerdo las partes dejan sin efectos el Acuerdo 19 del ACTA FINAL DE “ACUERDO COLECTIVO RESULTANTE DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA DEL MUNICIPIO DE POPAYAN CON LAS ORGANIZACIONES DE EMPLEADOS PUBLICOS DEL MUNICIPIO DE POPAYAN UNES Y ASEP - 2016” DEL JUEVES 11 DE AGOSTO DE 2016.

ACUERDO COLECTIVO No. 2 de 2020. Acuerdan las partes que el Municipio de Popayán, antes del 31 de diciembre de 2020, reconocerá y pagará un APORTE PARA EL DESARROLLO SOCIO ECONÓMICO, CULTURAL, EDUCATIVO Y SINDICAL de quienes son afiliados a los sindicatos UNES Y ASEP, que agrupan a los empleados públicos cuyos emolumentos se pagan con recursos propios del Municipio de Popayán, equivalente a 790 salarios mínimos legales, mensuales vigentes, suma que será depositada en la cuenta que las organizaciones sindicales señalen. A partir del año 2021, este aporte se realizará cada año, a más tardar el 31 de diciembre y su valor será equivalente al aporte pagado el año inmediatamente anterior, ajustado en el mismo porcentaje en el que se incremente el salario de los empleados públicos para el respectivo año de pago. Al final de cada año, las partes podrán por acuerdo, revisar y modificar el valor de este aporte, el cual solo se entenderá modificado, cuando el nuevo acuerdo sea firmado y depositado en el Ministerio del Trabajo”.

Frente a otras solicitudes, incluidas en el pliego de peticiones del año 2020, el municipio ha avanzado en varias de ellas y – en reunión con el Ministerio del Trabajo – las partes acordaron revisar un cronograma de negociación que sería propuesto por las organizaciones sindicales, para continuar la discusión sobre los temas que ya se han abordado en las mesas de trabajo que se han adelantado durante el año 2020.