Alexis Jhoan Díaz Orozco fue torturado y asesinado en El Palo, Caloto

El joven salió de Popayán al parecer hacia Tacueyó, Toribío, supuestamente para atender una oferta laboral. Sin embargo su cadáver apareció en este poblado del norte del Cauca.

Alexis Jhoan Díaz Orozco fue torturado y asesinado en El Palo, Caloto

Cómo Alexis Jhoan Díaz Orozco fue identificado el joven torturado y asesinado por integrantes de un grupo armado al margen de la ley.

El caso trascendió luego que los pobladores de El Palo, Caloto, alertaran en la mañana de este domingo 28 de agosto de la existencia de un cadáver sobre un costado de la vía que va de este poblado hacia el municipio vecino de Toribío.

Como la víctima no era la de la zona, un grupo de ciudadanos adelantó el trasladado del cadáver hacia la sede de Medicina Legal en Santander de Quilichao, dónde después se conocieron más detalles de este hecho.

"El muchacho laboró un tiempo en el Ejército, pero luego se desvinculó. Vivía con su mamá en el barrio Junín de Popayán, quien era su apoyo económico porque era hijo único", indicaron investigadores que atendieron el caso.

En medio de esta situación, y al parecer desesperado por no conseguir trabajo,  Alexis Jhoan Díaz Orozco salió de su casa en la mañana del pasado viernes y se montó en una motocicleta, sin decirle nada a sus familiares.

Por eso sus seres queridos empezaron su búsqueda en la ciudad, de ahí que publicaran su fotografía en las redes sociales, con la esperanza de ubicarlo con vida. Pero fue así.

Luego en encontrar el cadáver, se conoció que el joven fue retenido, y acusado posiblemente de ser informante, después unos sujetos se contactaron con la mamá, para exigirle la suma de cien millones de pesos por su liberación.

Sin embargo, la mamá le manifestó que ella era una ciudadana de bajos recursos económicos, de ahí que los sujetos que mantenían retenido a Alexis Jhoan Díaz Orozco manifestaron que mandara una certificación de la Junta de Acción Comunal, del sector donde vivía, pero esto no se pudo hacer.

Después algunas personas  mandaron fotografías del cadáver, dónde se apreciaba los signos de tortura y las heridas causadas por disparos de arma de fuego. Los seres queridos lo reconocieron.

La mamá, y demás familiares, reconocieron que era Alexis Jhoan Díaz Orozco, el joven de 25 años de edad que residía en el barrio Junín de Popayán.

Ahora, y para ayudar a la mamá, los vecinos de dicho sector de la capital del Cauca adelantan una jornada solidaria  para brindarle cristiana sepultura a este joven.