En las últimas horas se confirmó que la Policía destituyó de su cargo, y además la inhabilitó por 11 años para ejercer cargos públicos, a la patrullera Andrea Cortés Guarín.

La decisión se dio tras un proceso disciplinario que adelantó la institución contra la funcionaria por una denuncia en su contra por hurto.

La funcionaria fue la primera mujer transgénero en portar el verde oliva en el país, luego de adelantar una lucha legal para hacer valer sus derechos.

En relación con este caso, Cortés Guarín fue señalada por una trabajadora de una droguería ubicada cerca al centro comercial Titán Plaza. La trabajadora indicó qye se había robado una crema para el contorno de los ojos, la cual tiene un valor de $141 mil. La situación sucedió el pasado 23 de junio.

Sin embargo, días después de este suceso, la vendedora de la droguería se percata de la ausencia de este producto en su inventario y decide mirar los registros fílmicos para relacionar a la patrullera Cortés con la crema.

De acuerdo con el fallo proferido este lunes, la patrullera incurrió en una falta gravísima a título de dolo, pues se apropió de la pertenencia de un particular para beneficiarse.

De igual forma el comité disciplinario de dicha institución determinó que no hubo error por parte de la cajera que la atendió y que, conscientemente, se llevó la crema sin cancelar su valor.

“La funcionaria de la Policía, en un descuido de la señora, toma la crema del contorno de ojos y la mete en una bolsa (...) y se retira sin pagarla”, señaló la sentencia contra la policial, quien, según el despacho, actuó con dolo.

Hay que recordar Andrea Cortés Guarín laboró por muchos años en el departamento de Policía Cauca, de hecho, fue en esta unidad policial donde logró ser reconocida como la primera uniformada transgénero del país.