ANE inicia acciones judiciales, contra personas que utilizaron su imagen para atacar algunas emisoras en el Cauca

Personas inescrupulosas, aprovechando un documento oficial de la Agencia Nacional del Espectro ANE hicieron un montaje para atacar emisoras en el Cauca.

ANE inicia acciones judiciales, contra personas que utilizaron su imagen para atacar algunas emisoras en el Cauca

El pasado 14 de septiembre circuló en redes sociales y en grupos de WhatsApp del departamento del Cauca, una supuesta comunicación de la ANE donde compartían un enlace Agencia Nacional del Espectro | Inicio (ane.gov.co), con un aviso de notificación oficial, pero malas personas tomaron dicho aviso y lo alteraron para hacer un montaje con una tabla donde se relacionaban 9 emisoras que supuestamente están siendo investigada.

Obviamente en https://periodicovirtual.com, fieles a nuestra premisa y al deber ser de informar publicamos la siguiente nota.

Sanciones para nueve emisoras ilegales en Popayán: Conozca cuáles son
La ANE señala que las entidades públicas no pueden realizar ninguna contratación con estas nueve emisoras.

Sin embargo; recibimos llamadas de varios amigos de algunas de estas emisoras y de manera respetuosa nos manifestaron que dicha imagen era falsa y que solo buscaban dañar su buen nombre. Nosotros nos comprometimos a llegar a la verdad del asunto en cuestión y solo hasta el día de hoy nos pudimos contactar con personas de la ANE y nos confirmaron que es un montaje; además, que La Agencia Nacional del Espectro (ANE) inició las acciones judiciales pertinentes.

Desde https://periodicovirtual.com/ ofrecemos excusas a quienes de manera injusta se vieron afectados por esta información, además; exhortamos a las personas que hacen este tipo de montajes, a que dejen esas prácticas que en nada ayudan a construir una mejor sociedad.

Esperamos que las autoridades pronto den con el paradero de las personas responsables de este hecho, vale la pena recordar que quienes cometan injuria se pueden enfrentar a una pena de entre 16 a 54 meses de cárcel y a una multa de 13 a 1.500 salarios mínimos legales mensuales vigentes, según lo establece la Ley 599 de 2000.

Por ser una conducta querellable, es decir, considerada de menor gravedad puede haber una conciliación entre las partes involucradas.