Año nuevo, predial nuevo liquidado con un avalúo catastral con muchas irregularidades

Gracias a esta jugadita de Juan Carlos López Castrillón los payaneses pagarán más por este impuesto.

Año nuevo, predial nuevo liquidado con un avalúo catastral con muchas irregularidades

Pasadas las festividades de fin de año y los tradicionales Carnavales de Pubenza, es oportuno y necesario, retomar una discusión que bastantes problemas causó el año pasado y que posiblemente, los de  este  año, sean aún mayores.

Estamos hablando del impuesto predial, gravamen que de acuerdo con la normatividad se causa el 1 de enero de cada año. Así que si usted aún no ha solucionado el problema del año anterior y no ha podido cancelar, preocúpese porque ya tiene acumulada la cuenta del 2023.

Antecedentes.

Recordemos que el origen de los inconvenientes en la liquidación del impuesto el año pasado, surgieron de un contrato suscrito entre la Administración Municipal y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, para la actualización catastral, actualización que fue objeto de múltiples reclamaciones por miles de contribuyentes que dejaron en evidencia diversos errores en dicho proceso que derivaron en una mala liquidación del predial.

El Contrato.

Frente al contrato hay que decir que también fueron denunciadas presuntas inconsistencias en relación al posible incumplimiento por parte del IGAC y a los pagos efectuados por parte de la Administración Municipal. Cabe recordar que la propia Secretaria de Planeación, Jimena Velasco, manifestó en varios escenarios, inclusive a nivel nacional, que en el proceso de actualización catastral en la ciudad de Popayán, se habían presentado errores.

Pues bien, el IGAC tenía como fecha límite para la entrega de la base catastral completa y actualizada, el 30 de diciembre de 2022. Frente al plazo surge el interrogante, ¿entregó el IGAC la base  catastral actualizada con todos los predios en el plazo establecido?. Es importante que la Administración Municipal responda.

Adicionalmente el IGAC y la alcaldía de Juan Carlos López Castrillón también deben responder qué va a pasar con las miles de reclamaciones presentadas por los ciudadanos el año pasado y que aún no han sido resueltas, teniendo en cuenta como se explicó al principio, que ya está causado el impuesto del año 2023.

La modificación al Estatuto Tributario.

La modificación al estatuto tributario fue un compromiso que adquirió la Administración en el marco de la aprobación de un proyecto presentado el año 2022 y aprobado por el Concejo Municipal, para definir plazos y descuentos como una medida transitoria para mitigar el impacto generado por las inconsistencias en la liquidación del impuesto predial.

Efectivamente la Administración presentó el proyecto mediante el cual se modifica parcialmente el Estatuto Tributario y en tiempo record, el  30 de diciembre, el Concejo Municipal de Popayán, lo aprobó por mayoría.

Aquí los concejales que aprobaron el proyecto de acuerdo presentado por el alcalde Juan Carlos López Castrillón.

Nelson Andrés Sarria - Partido Conservador
Daniel Muñoz - Partido Conservador
Wilson Valencia - PartidoASI
Marco Gaviria - Partido ASI
José Dulis Urrea - Partido Mira
Cristian Narváez - Partido Liberal
José Campo - Partido Liberal
Julián Muñoz - Partido Centro Democrático
Martha Lucía Agredo - Partido Verde
Daniel Velasco - Partido Cambio Radical
Fernando Yepes - Partido de la U
Andrés Velasco - Colombia Humana

Votos en contra del proyecto o negativos, como muestra de su compromiso ciudadano.

Rosa Agustina Sinisterra
Rosalba Joaqui
William Campiño
Dilfredo Ríos Herrera
María Claudia Paredes
Constanza Arango

A pesar de dicha aprobación, llamaron la atención a este medio de comunicación los argumentos expuestos por los concejales que no respaldaron la iniciativa y que dejaron expuesto lo que sería un panorama aún más complejo para los contribuyentes en este año, razón por la cual votaron negativo y se opusieron al trámite de dicho proyecto teniendo en cuenta circunstancias como que:.

El Estatuto Tributario establece rangos y tarifas que están directamente relacionadas con la base catastral. Base catastral que a 30 de diciembre, mientras se estaba discutiendo el mencionado proyecto, no había sido entregada en su totalidad por el IGAC, es decir que se estaba aprobando un proyecto sobre una base catastral inexistente y sobre la cual no se sabe si se puedan llegar a presentar nuevas inconsistencias.

Adicionalmente, nunca se dejó claro que va a pasar con los ciudadanos a quienes no se les ha resuelto el problema del año pasado, hecho que evidentemente podría agravarse y volver la situación más compleja, tanto para el bolsillo de los contribuyentes, como para las finanzas del municipio.