No se detiene el asesinato de desmovilizados de las Farc en el país. Se confirmó ayer que sujetos armados acabaron con la vida Franklin Bejarano Mosquera, quien se acogió al proceso de paz firmado con el gobierno nacional.

De acuerdo con la denuncia hecha por otros ex combatientes, los mortales hechos sucedieron en el barrio Siloé de la ciudad de Cali, donde residía tras dejar atrás su militancia armada en la entonces guerrilla de las Farc.

"A sus 41 años de edad el firmante de paz fue abordado por sujetos en motocicleta, quienes luego de interceptarlos, procedieron a dispararle, causándole la muerte", expresaron familiares y ex compañeros de armas.  

El hecho quedó registrado en un cámara de vídeo del establecimiento donde la víctima departía con amigos y otros conocidos. En la grabación se aprecia cómo el delincuente llegó al lugar, y tras acercarse al ex combatiente, procedió a dispararle tras apuntarle en la cabeza.

Tras confirmarse este homicidio, y en medio de las diligencias judiciales, trascendió que la víctima era además integrante de las comunidades indígenas del norte del Cauca.

De igual forma adelantaba su proyecto productivo de forma colectiva, haciendo parte de la cooperativa Coomeep en el municipio de Caldono, Cauca.

Con este lamentable caso, ya son 334 ex combatientes de las Farc asesinados en los últimos años, 250 de estos registrados en el gobierno de Iván Duque Márquez.

"Pocas horas antes de celebrar la Audiencia Pública de Buenaventura, recibimos con tristeza la partida de nuestro compañero firmante de paz Franklin Bejarano Mosquera, en la ciudad de Cali. El asesinato Franklin pone en evidencia la crisis humanitaria en el departamento de Valle del Cauca y la región del Pacífico, que se ensaña contra líderes sociales y ex guerrilleros reincorporados a la vida civil", denunció Victoria Sandino.

Foto tomada de Noti Cali.