Así operaban 'Los Suzuki', la banda que se dedicaban al robo de motocicletas

Esta es la forma cómo las autoridades establecieron el obrar criminal de esta organización al margen de la ley.

Así operaban 'Los Suzuki', la banda que se dedicaban al robo de motocicletas
Foto tomada e información tomada de La Nación, peiódico del vecino departamento del Huila. 

El obrar delictivo de la empresa criminal quedó al descubierto con su desarticulación, y postiormente en el juicio oral, en el que estuvieron Joiner Mauricio Bolaños Gaviria, Carlos Sambony Sterling y Ferney Calderón Bravo, quienes terminaron condenados por el Juez Primero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

Ya varios de los integrantes de la organización delictiva, liderada por Jazmany Samboní Sterling, alias ‘La Bruja’, habían llegado a preacuerdos con la justicia, siendo ya condenados a penas privativas de la libertad.

En las diligencias judiciles, la Fiscalía expresó que la banda fue creada con la finalidad de ejecutar delitos de hurto de motocicletas en sus diferentes modalidades en el municipio de Pitalito y otros aledaños.

De esta forma robaron esta clase de vehículos  durante el periodo comprendido entre el 31 de agosto de 2015 y el 29 de abril de 2016.

El ente investigador agregó además  que para cometer los robos, no solo de las motocicletas, sino elementos de valor, como teléfonos celulares, dinero e inclusive hurtos a residencias, empleaban insultos, fuerza física, armas de fuego y cortopunzantes.

Una vez los antisocoales hurtaban las motocicletas, en algunas ocasiones llamaban telefónicamente a los cabecillas de la organización criminal para que les indicaran el lugar de la caleta en donde esconderían los automotores.

Además de liderar las negociaciones y determinar el monto del dinero que sería exigido a las víctimas para regresar las motocicletas hurtadas; también lo hacían directamente con las personas que cumplían la función de caleteros o llevaban las motocicletas directamente a quienes cumplían la función de desguazadores o desarmadores para comercializar las partes.

También se conoció que luego de realizar el hurto, iniciaban su intervención los intermediarios para tomar contacto con las víctimas para exigirles el pago de cierta cantidad de dinero, generalmente oscilaba entre $300.000 a $3.000.000 por el rescate de los vehículos.

En otros casos, las víctimas, para que les ayudaran a ubicar y recuperar sus bienes, contactaban directamente a estas personas intermediarias, y entonces estas se comunicaban vía telefónica con Jasmany, el jefe de la organización delictiva, y este procedía a comunicarse con sus coordinadores.

Posteriormente, estos últimos se contactaban con los demás integrantes de la organización al marge de la ley, y cuando ya tenían localizado el ciclomotor,volvían a contactarse con Jasmany para que este estableciera el valor en dinero que debía pagar el propietario de la motocicleta por el regreso del mismo.

“En muchos de estos casos, cuando el propietario del motociclo lo recuperaba, este había sido desvalijado o le habían cambiado gran parte de las piezas originales que tenía antes de ser hurtado para reutilizarlas en otras motos; o finalmente, cuando los propietarios no accedían a pagar el dinero exigido, eran comercializadas con sus sistemas de identificación alterados y documentación falsa”,  narró la Fiscalía.

Los ‘Suzuki’ robaban en Pitalito motocicletas y cobraban a sus dueños para entregarlas • La Nación
Tres miembros de la banda delincuencial ‘Los Suzuki’ en Pitalito, deberán pagar 21 años de cárcel. Audios telefónicos y declaraciones de víctimas, fueron