Empresarios de la rumba de Popayán exponen su molestia con el alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, por la medida de toque de queda decretado para este fin de semana.

De esta manera, la Asociación de Bares, Discotecas y Licorerías, Asobares, aseguró que los comerciantes de la industria nocturna pagan las consecuencias de los contagios durante el día.

“Técnicamente de nada sirve dejar la normalidad durante el día, donde hay más contagios y cerrar la ciudad en la noche, lo realmente viable es el aislamiento general de viernes a lunes”, señala un comunicado de esa organización.

Paso seguido, denuncian situaciones que ellos consideran irregular y que se presentan en la ciudad, ante la mirada de las autoridades locales.

“Nuestro gremio, desde meses atrás, he venido denunciando los focos de contagio ante la secretaría de gobierno, tales como rumbas clandestinas, conciertos en la zona rural, aglomeraciones en el centro comercial Campanario, servicio público, plazas de mercado, eventos oficiales como el alumbrado navideño, entre otras situaciones”, denunció Asobares.

Hay que recordar que la medida de toque para este fin de semana se decretó para contrarrestar el contagio de la Covid-19 luego que las autoridades sanitarias confirmaran el incremento de estos casos en la capital del Cauca.