"Miembros de comunidades indígenas ingresaron a predios agrícolas privados, incendiándolos y destruyéndolos la infraestructura", informó la entidad. Paso seguido, señaló que los trabajadores de los predios privados "fueron intimidados".

"Estas situaciones ponen en riesgo la vida, la seguridad, el trabajo y la propiedad privada en esta región de Colombia", afirmó el sector agroindustrial.

La acción generó el rechazo de los gremios económicos de la región.

Nota tomada de: https://www.bluradio.com/