A las 8:00 de la mañana, Atlético Nacional reunió a sus hinchas en el estadio Atanasio Girardot, para la última práctica del equipo con miras al juego de ida, por la Gran Final de la Liga I-2022 frente a Deportes Tolima.

El encuentro será hoy en este mismo escenario, desde las 8 de la noche.  Por eso cerca de 7.000 espectadores asistieron a una práctica que se adelantó con el propósito de alegrar a la afición y recibir su apoyo para este encuentro clave del semestre.

En cuanto a las novedades, Giovanni Moreno estuvo entrenando, a la espera si hay una apelación de la sanción impuesta luego de su comportamiento en el palco visitante al término del partido contra Millonarios en Bogotá.

Ya pagó una fecha de las dos que tiene pendiente y, en caso de prosperar dicha apelación, sería parte del equipo que enfrentaría este partido.

Por su parte, Dorlan Pabón, Yerson Candelo y Juan David Cabal, quienes habían trabajado el pasado sábado de manera diferenciada, estuvieron a la par con el grupo.

Aunque en el caso de Dorlan, el jugador tuvo unas cintas en la parte posterior de su pierna derecha, le costó algunos despliegues en velocidad, pero espera poder sumar minutos de juego. Candelo y Cabal están recuperados y tienen muchas chances que sean inicialistas del partido.

Ejercicios de recuperación, estiramiento, velocidad, espacio reducido, trabajo táctico, definición y situaciones reales de juego con fútbol, fueron los componentes de esta sesión de trabajos.

Entre los presentes en esta práctica, estaba el presidente del equipo Emilio Gutiérrez, el profesor Francisco Maturana, René Higuita, Jimmy Arango, el entrenador del equipo femenino Diego Bedoya y la capitana de la escuadra femenina Carolina Arbeláez.

Pero quienes se llevaron los aplausos, fue la familia del técnico Hernán Darío Herrera en cabeza de su señora esposa Maribel López, su hija Andrea Herrera y el nieto Nicolás, quien estuvo entretenido con la pelota y emocionando a su abuelo.