Desde las horas de la tarde se registran enfrentamientos entre algunos manifestantes y la Policía en diferentes puntos del centro y sur de Popayán.

Es que las batallas campales iniciaron luego de las masivas y pacíficas movilizaciones ciudadanas contra el gobierno de Iván Duque Márquez.

Versión de testigos indicaron que los encapuchados aparecieron en diferentes puntos de barrios como Las Américas, El Empedrado, La Esmeralda, destruyendo así camaras de seguridad, contadores de energía y señales de tránsito.

Por eso se dio la intervención de la Policía, cuyos funcionarios empezaron a repeler a los manifestantes con gases lacrimógenas y granadas aturdidoras.

Lo anterior generó una respuesta violenta: los encapuchados empezaron a lanzar papas explosivas, causando terror entre los habitantes de estos sectores.

"Qué horror eso, uno veía a esos pelados cómo lanzaban los gases a los techos de las viviendas luego que los policías se los tiraba a ellos, por eso tocó salir a pedir ayuda por todos acá en mi familia nos ahogamos", relató Marío Rodríguez, habitante del barrio José Hilario López.

Poco a poco los enfrentamientos se fueron intensificando,  más cuando empezaron ataque con bombas incendiarias el CAI No.4 Benito Juárez, obligando a los uniformados a responder con todo su arsenal.

"Acá en El Empedrado sonaron duros esas papas bombas que le lanzaron a los policías cuando estos empezaron a sacar a los encapuchados,  obligándolos a replegarse hacia la calle 17 y a la Chirimía, muchos de esos pelados le tocó echarse a correr por entre río para huir de los uniformados", narraron habitantes del barrio Limonar.

En medio de esta situación más de cinco policías resultaron heridos y por lo menos 25 jóvenes terminaron lesionados al ser alcanzados por las granadas aturdidoras.

Los policías, en grupos, obligaron a los manifestantes a salir del centro histórico, no sin antes atacar a los uniformados con explosivos artesanales, los cuales eran lanzados. En medio de esta situación,  dos policías resultaron heridos.

Ahora los enfrentamientos, de acuerdo con el reporte de los ciudadanos, se registran en inmediaciones de la glorieta de La Chirimía.