Campesinos de Sotará buscan el diálogo para dejar atrás la invasión de predios privados por parte de indígenas

Los habitantes de la zona rural de este municipios están unidos para velar que se respete el derecho al trabajo de las comunidades.

Campesinos de Sotará buscan el diálogo para dejar atrás la invasión de predios privados por parte de indígenas

Campesinos de la zona rural del municipio de Sotará, Cauca, buscan establecer un diálogo abierto y franco con las comunidades indígenas del resguardo de Paletará, luego que estas últimas se 'tomaran' o invadieran una finca de la vereda Casas Nuevas.

De acuerdo con el relato de los pobladores, hace aproximadamente un mes varios comuneros llegaron a dicho predio, y con el argumento de que son territorios sagrados y ancestrales, empezaron edificar cambuches, luego de cortar varios árboles.

"La preocupación es que el predio es de Cartón de Colombia, la cual genera empleo en esta región, entonces con esas acciones lo que se vulnera es el derecho al trabajo de nuestras comunidades", relataron los campesinos.

Al ver esta situación, los pobladores de esa vereda y otras de esta zona del suroriente del Cauca se unieron, y aprovechando que hacen parte de la Anuc, empezaron el proceso para dialogar con los indígenas para encontrarle una salida negociada al caso.

"Llegamos al predio todo, los cerca de 200 campesinos, para tratar de hablar con ellos, pero no se pudo, luego se dio una primera mesa de diálogo, pero tampoco se pudo. A pesar de esto, insistimos en este método y volvimos a entablar una mesa de diálogo, pero ya con presencia se personería, defensoría del pueblo, pero los comuneros no asistieron", agregaron los camesinos.

Por eso, y al ver que los indígenas no aceptan un diálogo, los campesinos volvieron adelantar una gran reunión en esta zona para después solicitar una tercera mesa de diálogo, esta última con presencia del gobierno de Gustavo Petro.

"Buscamos ante todo la concertación ante esta situación, que los derechos de nuestras comunidades y de los indígenas se respeten de manera equilibrada, que entendemos que estamos en un territorio que nos pertenece a todos y podemos permanecer armónicamente campesinos, indígenas, blancos, morados, amarillos", agregaron los labriegos, reunidos bajo la Anuc.