El comandante de bomberos Popayán, capital Juan Carlos Gañán,  confirmó que durante el fin de semana esta entidad atendió 16 accidentes de tránsito, los cuales se registraron en diferentes  puntos de la ciudad.

Aunque el número de novedades viales pueden ser más, porque se desconocen las emergencias atendidas por las empresas de atención prehospitalarias privadas, el dato dado por el oficial de bomberos es preocupante.

Además dentro de esos accidentes tres personas resultaron heridas tres personas y varios postes de la energía fueron derribados por los conductores implicados en estos hechos.

"Las noches de los sábados y madrugada de los domingo se convirtieron en verdaderas bombas de tiempo porque las personas están conduciendo bajo los efectos del licor y terminan protagonizando aparatosos accidentes de tránsito, muchos de ellos mortales", explicaron los testigos de esta situaciones.

Es que el pasado fin de semana, solo en la madrugada del domingo, sucedieron seis accidentes de tránsito: tres de ellos donde los conductores al parecer se movilizaban bajo los efectos del licor.

"Las calles de Popayán, en las madrugadas del fin de semana, son un caos total, en verdad uno ya no puede trabajar a esa hora porque puede perder la vida, ya sea por los borrachos al volante y la inseguridad", indicó un taxista que optó por solo trabajar de día para evitar ese desorden.

A raíz de estas situaciones, los payaneses se preguntan si las autoridades locales si están ejerciendo los respectivos controles para evitar esta clase de situaciones, o de lo contrario, las calles de la capital del Cauca son territorio de nadie, en especial en las horas de la madrugada.