La fuerza pública desplegó una operación sobre la vereda Los Andes, zona rural del municipio de Corinto, lo que permitió capturar a dos sujetos, ya que son señalados de ser  integrantes de la disidencia Dagoberto Ramos Ortiz de las Farc.

Este resultado se dio gracias a las labores de inteligencia adelantadas en coordinación con la Policía Nacional, a través de sus grupos de investigación criminal e inteligencia.

Uno de los capturados es Luis Fernando Casso Rivera, conocido con el alias de Kokis, quien sería el cuarto cabecilla de comisión de este grupo armado al margen de la ley.

Este sujeto es acusado de ser el responsable de coordinar la acción terrorista el pasado 26 de marzo de 2021, en Corinto, Cauca, donde 23 personas resultaron heridas luego de que este grupo armado al margen de la ley detonara un carro con explosivos.

Asimismo, habría participado en el secuestro de dos extranjeros de nacionalidad suiza y brasileña, cuando se desplazaban desde Buga, Valle del Cauca, hacia el municipio de La Plata, Huila, en marzo de 2020.

Las informaciones recogidas por la Dirección de Inteligencia Policial indican la presunta relación de alias ‘Kokis’ con otras actividades criminales como homicidios selectivos, desplazamientos forzados, secuestros y extorsiones a comerciantes y pobladores de Los Andes.

"Dichas actividades son  utilizadas como fuentes de financiamiento para la adquisición de material bélico destinado a la Dagoberto Ramos", indicaron los investigadores.

Casso Rivera cuenta con una trayectoria criminal de cuatro años en las filas de este grupo alzado en armas, inicialmente bajo el mando de alias ‘John’ o ‘El Cojo’, neutralizado a finales de 2020, a quien reemplazó en la línea criminal tras haberse desempeñado desde 2018 como el encargado de las finanzas de esa estructura del crimen organizado.

Informes de Inteligencia revelan que ‘Kokis’, igualmente, era el encargado del primer anillo de seguridad de alias ‘Mayimbú’, cabecilla de de la disidencia ‘Jaime Martínez’, cuando este se desplazaba por algunas veredas de Corinto.

El otro capturado, quien también haría parte de esta comisión, es conocido con el alias de Salvador, y padre de alias 'Kokis'. Ambos sujetos fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para adelantar sus procesos de judicialización.

Con este resultado se logra reducir los cobros extorsivos que este grupo armado organizado residual imponía a la población civil.

El Ejército Nacional y la Policía informaron que continuarán desarrollando operaciones coordinadas e interinstitucionales, con el fin de combatir los factores de inestabilidad que agobian a esta región del país.