Integrantes del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal, Gaula, y  de la Seccional de Inteligencia Policial capturaron a cinco presuntos integrantes de la organización delincuencial autodenominada ‘La Comisión’, dedicada al cobro de extorsiones a víctimas de hurtos de vehículos.

El modo de obrar delictivo de esta organización iniciaba una vez tenían en su poder el automotor hurtado, posteriormente, contactaban al propietario a quien le exigían montos económicos que superaban los 700 mil y  los seis millones de pesos.

Los presuntos extorsionistas no solo citaban a los afectados en lugares apartados del casco urbano de Popayan para concretar el pago del dinero, sino que también los obligaban a realizar consignaciones a través de ´Entidades de Giros´ para no levantar sospechas de las autoridades.

Se pudo establecer que posteriormente a la entrega del pago extorsivo, las víctimas quedaban a la espera de la devolución de sus bienes hurtados, los cuales nunca eran entregados.

En un arduo trabajo investigativo en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, y una vez individualizados los integrantes de dicha estructura delincuencial, un Juez de la republica expidió las respectivas órdenes de captura por el delito de extorsión.

En una operación simultánea en la capital caucana fueron capturados: Alexander Cuestas, Franklin Eduard Urbano, Jhonny Alexander Orozco, Jhonn Jairo Benachi Idrobo y Carlos Andrés Zúñiga, quienes fueron conducidos hasta las instalaciones de la URI de la Fiscalía General de la Nación para el proceso de judicialización en su contra. Posteriormente, en audiencia pública fueron enviados a un centro carcelario al ser considerados un peligro para la sociedad.

Cabe decir que, durante los procedimientos de captura, fueron decomisados celulares desde donde presuntamente se habrían realizado las llamadas extorsivas.