Las labores investigativas de la Fiscalía General de la Nación contra las estructuras residuales que someten a la población, y el trabajo articulado con las Fuerzas Militares y la Policía Nacional permitieron impactar estructuralmente a una comisión armada de las disidencias ‘Dagoberto Ramos’ de las Farc.

Cuatro de los señalados integrantes de este grupo criminal fueron judicializados por su presunta participación en la muerte de un niño, de 11 años, perteneciente al resguardo indígena de Chinas, durante un hostigamiento a la estación de policía de Páez de Belalcázar (Cauca), ocurrido el 11 de noviembre de 2020.

Adicionalmente, estarían involucrados en un ataque con arma de fuego que dejó un herido en el corregimiento Rio Chiquito de Páez (Cauca); extorsiones, la incineración de maquinaria pesada de una compañía minera y vehículos de una empresa trasportadora, entre otras acciones ilícitas conocidas entre agosto de 2019 y abril de 2021.

Por estos hechos, un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales imputó a estas personas, según su nivel de posible participación, delitos como: homicidio agravado, homicidio en grado de tentativa, terrorismo y concierto para delinquir agravado. Los procesados no aceptaron los cargos y deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.

Los afectados con la decisión son: Dagoberto Pito Pardo, alias Dago; Fabián Poche Bumuche, alias Poche; Jimmy Osvaldo Chacué Isco, alias Jimmy; y Fredy Mono González, alias Flaco. Estos hombres fueron capturados en diligencias realizadas en Páez de Belalcázar (Cauca); y en Neiva e Inzá (Cauca), por unidades de la Policía Nacional, el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana.

Otros tres supuestos integrantes de este grupo criminal fueron aprehendidos en la vereda Palmira del corregimiento de Río Chiquito, en Páez Belalcázar; sin embargo, se presentó una asonada, los vehículos oficiales fueron atacados y no se pudieron concretar las detenciones.

Este es el tercer golpe contra esta comisión armada de las disidencias ‘Dagoberto Ramos’ en 15 días, luego de las capturas de alias Rodrigo y alias Ricardo, supuestos cabecillas. Esta red ilegal sería la responsable de los homicidios múltiples ocurridos entre marzo y abril, en La Plata (Huila) e Inzá (Cauca), respectivamente.