Cabe recordar que el material de prueba obtenido por la Fiscalía daría cuenta de que, como gerente de la citada entidad entre 2008 – 2012, se habría apropiado de 21.000 millones de pesos del Sistema General del Salud.

Adicionalmente, hay indicios de que, supuestamente, registró información falsa en los estados financieros de la EPS para no dejar ver el verdadero estado económico.

Con esta maniobra presuntamente indujo a error a la Superintendencia de Salud, que le dio viabilidad para seguir operando.

Fiscalía apeló la decisión, al considerar que debería estar en un establecimiento carcelario.

Noticia en Desarrollo