Las movilizaciones por el caso de la joven que se suicidó tras la brutal detención de la Policía se convirtieron ahora en ataque contra las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata, URI de la Fiscalía de Popayán.

Luego de un masivo plantón en la entrada del comando de Policía, los manifestantes se trasladaron hasta la URI para descargar la rabia que siente por el caso de la adolescente, quien denunció que los policías la manosearon cuando la llevaban arrastrada a este lugar.

Tras esto, se dio la intervención de la Policía, de ahí que se presentan enfrentamientos en los alrededores de las instalaciones judiciales.

A través de video, se aprecia cómo algunos jóvenes destruyeron los letreros y las ventanas de dichas dependencia, donde son llevados los capturados o permanecen personas que fueron privadas de la libertad por orden de un juez de la República.

Los enfrentamiento también suceden en los barrios aledaños, donde los jóvenes persisten en protestar por este caso, el cual ya es investigado por la Fiscalía.

Los ciudadanos denuncian que la fuerza públic dispara contra los manifestantes.