La Superintendencia de vigilancia y seguridad privada, por medio de un oficio dio a conocer que Centinela de Occidente, no "cuenta con licencia de funcionamiento".

De acuerdo a este documento, la empresa no puede prestar el servicio de vigilancia y seguridad privada en ninguna de las zonas donde tenga presencia, incluyendo la ciudad de Popayán.

Además, se informa que en diciembre del año 2019, la empresa de seguridad pidió a la Super Vigilancia una prorroga de su licencia de funcionamiento, la cual fue negada por la entidad Nacional; decisión que fue apelada por CENTINELA, y sin que haya respuesta alguna.

Así las cosas, si la empresa de vigilancia CENTINELA, presta los servicios de seguridad en cualquier entidad o aún en conjunto residenciales, podría ser el blanco de sanciones por parte de la Super Vigilancia, ya que no tiene autorización para hacerlo.