Integrantes del Ejército llegaron hasta el municipio de Tibú, en Norte de Santander, dónde localizaron cuatro estructuras rústicas, en las cuales hallaron 2932 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 530 kilogramos más de pasta base de coca.

El trabajo de inteligencia militar fue determinante para ingresar a la vereda La Colombiana, zona en la que delinquen las disidencias del frente 33 de las Farc.

De igual manera 700 kilogramos de insumos sólidos y 3.300 galones de insumos líquidos y precursores químicos para la producción del alcaloide, fueron encontrados allí.

"Con este contundente golpe a las finanzas ilegales y las estructuras del narcotráfico del Gao-r Estructura 33, se logra una afectación a las economías ilícitas en más de cuatro millones de dólares, dinero que sería empleado para la compra ilegal de armamento y material de guerra, con el fin de atentar contra la población civil y la Fuerza Pública",  indicó el Ejército.

Para los integrantes de esta institución, este resultado operativo "se convierte en el golpe más importante contra el narcotráfico en el presente año, dando muestra del trabajo articulado y compacto que permite afectar los tentáculos de la finanzas de los grupos organizados al margen de la ley".