El Ministerio de Salud y Protección Social reportó, este miércoles 23 de junio, 29.995 casos nuevos de covid-19 en Colombia. En las últimas 24 horas se procesaron 127.955 pruebas de las cuales 55.989 son PCR y 71.966 de antígenos.

El informe también señala que 645 colombianos fallecieron a causa de la enfermedad en las últimas 24 horas, incluidos 566 correspondientes a días anteriores. De esta manera, el país llega a un total de 101.947 decesos a causa del virus desde el inicio de la pandemia.

Al conglomerar todas las cifras, Colombia llegó a 4.027.016 contagiados, de los cuales 171.616 son casos activos y 3.741.459 corresponden a casos positivos que ya lograron superar la enfermedad.

En cuanto a las regiones con más casos reportados, Bogotá lidera con 9.353 contagiados, seguido de Antioquia con 3.987 y en tercer lugar Valle con 2.596

Hay 979 conglomerados en el país. Los territorios son: Amazonas, Antioquia (Ituango), Arauca, Atlántico, Barranquilla, Bogotá, Boyacá, Bolívar, Buenaventura, Caldas, Caquetá, Cartagena, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Huila, La Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Quindío, Risaralda, San Andrés, Santa Marta, Santander, Sucre, Tolima, Valle, Vaupés, Vichada, Guaviare y Guainía.

Así va la vacunación en el país

El más reciente reporte del Ministerio de Salud también señala que, hasta las 11:59 p.m. del lunes 22 de junio ya se habían aplicado en Colombia un total de 15.682.435 dosis de la vacuna contra el covid-19.

Según el mismo informe, la cantidad de colombianos totalmente vacunados, es decir, aquellos que ya recibieron las dos dosis del biológico, asciende en este momento a 5.189.283 personas.

De igual manera, se detectó un aumento en el ritmo de vacunación, donde para el día se aplicaron un total de 383.505 dosis, de las cuales 211.493 corresponden a la segunda inyección.

Debemos avanzar en la construcción de un CONPES de seguridad sanitaria: Minsalud

Durante su intervención en el 27 Foro de la salud de la ANDI, el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, explicó los diferentes momentos que se han vivido con la pandemia en Colombia y planteó los retos que a mediano y largo plazo deben encararse en el sistema de salud.

Primero, al revisar la situación de la pandemia derivada del covid-19, el ministro reiteró que el momento actual es complejo, con un pico más severo que los registrados durante los 15 meses anteriores.

“La situación es compleja, porque estamos en el momento más duro de la pandemia”, reseñó Ruiz Gómez, al recordar que el primer pico se dio al finalizar la cuarentena general; el segundo, entre diciembre y enero, asociado a las festividades y, el tercero, entre abril y mayo, que se extiende hasta la actualidad, y que se relacionó con Semana Santa y el incremento de las interacciones y aglomeraciones derivadas de las movilizaciones.

“Y yo llamaría prácticamente un cuarto pico que se presenta en su expresión máxima alrededor del 25 de mayo, que venía bajando y se nos presenta abruptamente ese pico. Muy relacionado seguramente con aglomeraciones que se dieron en mayo y con la inclusión de llegada de nuevas cepas a Colombia”, precisó el ministro Ruiz Gómez.

Asimismo, recordó que el país tiene una ocupación de camas de Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) del 88 % y desafortunadamente una tasa de defunción e indicadores de defunción bastante importantes.

“La última semana se presenta la expresión de mayor mortalidad dentro de ese pico, situación muy compleja, con la que no fue posible hacer controles epidemiológicos en la medida en que las medidas no funcionaron dada la masa que se encontraba en las calles”, agregó el jefe de la cartera de Salud.

Paradójicamente, expresó el ministro, al revisar los indicadores de flujos de personas, se encuentra que a pesar de las movilizaciones, gran parte de la población estaba en su residencia, pero aumentaron las interacciones en lugares como tiendas, supermercados y se reducen en transporte y el aspecto laboral, por ejemplo.

“Y esto hace que seguramente hubiera un mecanismo bajo el cual la población se contagia en las movilizaciones y posteriormente al llegar a casa lleva al contagio de muchas personas a nivel nacional”, detalló el ministro, lo que ha permitido tener, según indicadores del Instituto Nacional de Salud (INS), ciudades con una seroprevalencia cercana al 100 %, como Barranquilla, Leticia, Montería, Neiva, Medellín, Armenia, Florencia, Pasto, Ibagué, Bucaramanga y Cúcuta.

Avances del Plan

Otro indicador que resaltó el ministro durante el Foro de la ANDI se basó en los avances del Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19, el cual permite hasta las 23:59 del 21 de junio, superar los 15 millones de dosis aplicadas en todo el país.

La expectativa que tenemos es completar 17 millones de dosis a el mes de junio y llegar al mes de julio con 25 millones para estar muy cerca y superar el 50 % de la población con al menos una dosis”, detalló Ruiz Gómez, al resaltar los reportes de la última semana que permitieron tener más de 300 mil dosis aplicadas cada día e, incluso, mejorar el indicador el fin de semana, que tradicionalmente se baja, pero este fin de semana pasado se logró la aplicación de más de 240 mil dosis el domingo.

“Es un buen ritmo, con porcentajes de avance importante y extensiva en algunos departamentos, así como también hay algunos que muestran rezagos, con indicadores por debajo del 50 % en la aplicación”, planteó Ruiz, dejando claro que esas zonas con alta ruralidad, por ejemplo, tendrán operativos masivos de vacunación, tal cual se hizo en el Cinturón Amazónico o San Andrés, el fin de semana pasado. “Tomamos algunas medidas que permitirán avanzar más rápidamente”.

De igual manera, el ministro destacó que junio finalizará con el país recibiendo al menos nueve millones de dosis en el país y la expectativa para julio es de siete millones de dosis. “Lograríamos avanzar rápidamente para una cobertura integral de la población mayor de 16 años y avanzar rápidamente en la vacunación”, aseguró Ruiz Gómez.

En cuanto a las coberturas en grupos poblacionales, el ministro destacó que en mayores de 80 años se llaga al 89 % de la meta; entre 75-79 años, el reporte llega al 88 %, entre 70-74, el avance es del 76 %; entre 65-69, el indicador llega al 71 % y entre 60-64, el avance es del 65 %. “Esto nos muestra una cobertura amplia; sin embargo, debemos tener en cuenta que todavía tenemos población sin vacunar y esta población es la que tiene población más alta de mortalidad, por lo tanto debemos hacer un esfuerzo importante en llegar a vacunar a mayores de 60”, recomendó el ministro.

En relación con los efectos de la vacunación, Ruiz Gómez planteó la reducción de la proporción en la mortalidad en grupos de mayores de 60, 70 y 80, situación que ya se está viendo reflejada, lo que muestra la importancia de haber empezado vacunando a los grupos de mayor riesgo frente al virus.

Retos de país

El ministro fue reiterativo en que una de las necesidades y retos del país se enfoca en aspectos que, tras la pandemia, deben ser encarados, como la seguridad sanitaria, seguir trabajando en sostenibilidad financiera, el modelo de atención, el talento humano en salud, planeación de la salud pública, gestión de riesgo y aseguramiento en salud.

“Este es un horizonte que debe coparnos seguramente en lo que tiene que ver con terminación de este año y parte del próximo año”, aseguró Ruiz Gómez, quien además señaló que en materia de salud pública, se deben poner en marcha las lecciones aprendidas en vigilancia de salud públicas.

“Uno de los aspectos esenciales seguramente será que la consolidación del Plan Decenal de Salud Pública, proceso que ya se inició, en el cual estamos avanzando de manera acelerada. En este momento estamos en la convocatoria del grupo que apoyará la formulación del Plan, pero que nos convocará a todos como sector”.

En materia de gestión del riesgo, el ministro apuntó que se debe apostar por un sistema interoperable, enfocado en la gestión del riesgo y la atención de la enfermedad. “Tenemos bastante avanzada la norma para la interoperabilidad en el sector salud y en este sentido, nos permitirá trabajar y visualizar a mediano plazo lo que tiene que ver con la integración de la información del sistema en los diferentes agentes”.

También manifestó que se debe trabajar en la implementación de un modelo adaptado a cada territorio, con rutas de atención. “En la pandemia ha sido muy importante los logros alcanzados en telemedicina y evidentemente hay que buscar reforzar la telemedicina como mecanismo de atención para el ciudadano”.

El ministro citó el informe de la Defensoría del Pueblo, el cual reseñó que en materia de tutelas en salud, en el país fueron 81 mil tutelas, frente a las 220 mil registradas en 2019, lo cual refleja que en el peor momento con un escenario de pandemia, el sistema pudo tener una respuesta a las necesidades de salud de los colombianos.

“Debemos proyectar hacia adelante un modelo que recupere la capacidad del sistema, los desarrollos que se tuvieron durante la pandemia y una atención mucho más integral”, además de pensar en tomar decisiones en torno a un sistema que pasó de 5 mil camas UCI a más de 13 mil en la actualidad. “Ese tipo de decisiones tienen que, necesariamente, pasar por la reglamentación de un modelo integrado”.

Nota tomada de: https://www.infobae.com/