Colombia: ya son 44 casos de viruela del mono

En menos de 24 horas, el país duplicó su número de casos registrados de viruela del mono.

Colombia: ya son 44 casos de viruela del mono

Desde el primer contagio, confirmado apenas hace un mes y medio,  Colombia ha completado 44 pacientes en ocho departamentos.

De acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Salud, INS, los reportes de la base de datos oficial pasaron de ser 22 hasta el jueves, a ser 44 apenas un día después, este viernes.

Pese a que eso no se traduce en que hay un aumento desenfrenado en la velocidad de los contagios, las autoridades toman medidas para preparar al país para una posible transmisión comunitaria, que significaría una mayor posibilidad de contagiarse en ambientes concurridos.

Por eso el INS anunció que el país ya cuenta con 28 laboratorios –que hacen parte de la misma red con la que se diagnostica el Covid-19– que están capacitados para analizar pruebas para confirmar casos de la viruela del mono.

De esta manera, los diagnósticos empezarán a ser realizados por los laboratorios departamentales, y  dado el caso que los territorios no tengan la capacidad, lo hará el laboratorio colaborador de salud pública que corresponden a instituciones de investigación científica.

Del total de laboratorios capacitados, un 50 por ciento son de Laboratorios Departamentales de Salud Pública y otro 50 por ciento corresponden a laboratorios de universidades.

Aún así, es probable que el país aumente sus casos y requiera de más ayudas diagnósticas. Según dijo la directora del Instituto, Martha Ospina, su entidad ya empezó a capacitar al personal de todos los laboratorios del país.

Mientras tanto, el mundo observa con preocupación los brotes en varias de las principales ciudades del mundo. Según información de la Organización Mundial de la Salud, con corte a este viernes, indican que ya hay 26.017 contagios en el planeta y nueve muertes confirmadas como consecuencia directa del virus.

De hecho, Estados Unidos declaró emergencia sanitaria en todo el país tras reportar cifras récord de más de 6.500 contagiados. Dicha medida, ayuda al país a destinar más recursos para la atención de la enfermedad y la aplicación de vacunas.

Por ahora, Colombia se ha mantenido en una “fase de contención y vigilancia intensificada” que implica que las EPS deben estar atentas a cada uno de los casos, hacer seguimiento epidemiológico y ordenar rutas de atención para los pacientes diagnosticados.