Con agua y espuma tratan de contrarrestar incendio en la Vía 40 de Barranquilla

Desde las 4:30 de la madrugada de este miércoles 21 de diciembre se registró un fuerte incendio en la empresa Bravo Petrolium.

Con agua y espuma tratan de contrarrestar incendio en la Vía 40 de Barranquilla

Una "intervención peligrosa” es adelantada por el Cuerpo de Bomberos y otros organismos de socorro de Barranquila para controlar el incendio que se registra en dos tanques de almacenamiento de combustible de la empresa Bravo Petroleum, localizada en el muelle de Compas.

El alcalde Jaime Pumarejo explicó que se instalaron unos monitores de agua y espuma que estarán direccionados hacía dos tanques que intentan enfriar.

“Hay cuatro tanques, dos de ellos están siendo enfriados desde el río Magdalena por la Armada y vamos a continuar haciéndolo para que estos no sean afectados por la conflagración y evitar que explote”, agreró el alcalde Pumarejo.

Señaló también que el PMU se encuentra instalado a 800 metros de la emergencia pero por seguridad decidieron trasladarlo al Centro de Eventos Puerta de Oro.

“Vamos a dejar instalados monitores para hacerle seguimiento la situación y esperar que se siga consumiendo el combustible, pero que ojalá no afecte los otros dos tanques que, entre otras cosas, tienen líquidos y químicos de mayor volatilidad que los que ya se están quemando y por eso esa es la estrategia que se ha asumido hasta ahora”, explicó el mandatario local.

La primera autoridad de la ciudad aseguró que la situación no está controlada aún, pero adelantan acciones para mitigar los riesgos, preservar la vida y minimizar el impacto de los activos de las empresas aledañas y las familias que viven cerca.

Finalmente, el mandatario recomendó a la comunidad que se encuentra en dirección del humo cerrar las ventanas si reciben la descarga de manera directa o indirecta, usar el tapabocas preferiblemente No. 95 y gafas para evitar inhalar o exponerse al humo.

Los medios de comunicación de esa ciudad establecieron que actualmente trabajan en el bombeo directo de agua a los dos tanques que no se han afectado, con el fin de evitar su colapso puesto que cuentan con productos peligrosos como gasolina de avión.

También se viene trabajando con la intención de reactivar el sistema de refrigeración de la empresa, el cual se vio afectado por las llamas.

Por otro lado, los organismos de socorro plantean trabajar con unas canecas de espuma, que cuentan con cerca de 500 galones para atacar los tanques en llamas: “Es una espuma especializada,  de referencia AFFFR, para atacar el fuego en este tipo de conflagraciones, de alta volatilidad”.

La empresa privada de la ciudad ha destinado este tipo de elementos para que una unidad especial de Bomberos pueda hacer el “ataque al fuego”. Debido a las proporciones de la caneca que contiene la espuma, se utilizarán escaleras para enfriar la parte superior de los tanques.

Una fuente explicó que en las simulaciones se mostró que es necesaria un área segura de 80 metros para adelantar esta maniobra y que se está validando si el bombeo de las máquinas permite que el chorro de agua alcance los tanques.