Anoche, en el barrio Santo Domingo de Popayán, una persona fue asesinada con arma blanca.

Como bien indicaron los vecinos del sector, a eso de la media noche Julio César Rodríguez llegó gravemente herido a su residencia.

"LLegó gritando el nombre del responsable del ataque, mientras sangraba por varias heridas en el cuerpo, causadas con arma blanca. Los seres queridos no dudaron en llevarlo al hospital, pero llegó a muerto a este último lugar", indicaron los testigos.

Luego, en las entrevistas adelantadas por los investigadores, comprobaron que la víctima había salido un momento de su residencia y fue en ese momento que se presentó el ataque.  

"Es un joven que se ganaba la vida como lavador de carros en el barrio La Sombrilla de Popayán. Los familiares ya entregaron el nombre de la persona que Julio César gritaba antes de morir y que señalaba como el responsable", indicó por su parte la policía.