¿Conoces a tu candidato?

/ Editorial
Por: Camilo Fajardo

¿Conoces a tu candidato?


Por estos días es muy común ver publicaciones donde se hacen señalamientos a campañas políticas por tener afinidades, ejecutar presiones indebidas, utilizar el poder de manera conveniente, enviar mensajes sugiriendo a quién apoyar y hasta por pedir cuotas para financiar campañas.

De lo que ningún medio quiere hablar, tal vez por temor, o porque le negarían la jugosa y añorada pauta publicitaria. Por eso los invitamos a ver detrás de las campañas más sonadas por estos días.

Apoyando la campaña de Elias Larrahondo Carabalí, está la actual Admnistración Departamental en cabeza de Óscar Rodrigo Campo, sobre quien se asegura está recibiendo en su despacho a cuanto líder se acerca, cosa que no hizo durante los tres años y medio de mandato.

También está Temístocles Ortega Narváez, actual Senador de Cambio Radical, quien ungió al liberal Óscar Campo hace cuatro años y sobre quien recaen señalamientos de ser el poder detrás del poder, el que decide y define a quién nombrar o a quién darle contratos. Detrás de esta candidatura están los actuales empleados de la Gobernación, ellos se esmeran para mostrar trabajo político a fin de conservar sus contratos y nombramientos.

Pero también están sectores sociales que sueñan su llegada al poder para revindicar siglos de exclusión social, sectores oprimidos abandonados de la mano del Estado.

Pero si este panorama es aterrador, por los lados de las toldas liberales la cosa no es menos crítica. Víctor Libardo Ramírez es el candidato de Luis Fernando Velasco, el mismo que es señalado de varias jugadas para que el aval no tenga más opciones aparte de Ramírez Fajardo. Es el mismo que intentó imponer, sin éxito, la candidatura de su hermana hace cuatro años. Al ex alcalde de Popayán Ramírez también lo apoyan dos representantes a la Cámara: Carlos Julio Bonilla Soto, quien fue el mayor elector en las pasadas contiendas a Congreso y sobre quien pesa una investigación por tráfico de influencias en la Corte Suprema de Justicia y señalamientos de ubicar a sus amigos en varias entidades descentralizadas del Gobierno.

También el representante Crisanto Piso Masabuel, quien fue el principal lobista, artífice de su designación como candidato del ‘trapo rojo’. A ellos se suman ilustres hombres como Jhon Jairo Cárdenas, del Partido de la U, el mismo que no tiene reparo en pasar por encima de la dignidad de la mujer para conseguir votos, como quedó evidenciado en un acto público en El Bordo, Patía. Parlamentario que llegó de carambola al Congreso, después de la muerte de Felipe Fabián Orozco.

En una próxima entrega hablaremos de los otros tres candidatos, de igual manera de los aspirantes a la Alcaldía de Popayán y de la forma cómo se hicieron ‘las jugaditas’ para captación masiva de avales.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.