Servidores del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, del grupo Antiexplosivos, en coordinación con soldados del Batallón Codazzi Palmira, desactivaron 110 kilos de explosivo Pentolita, depositados en dos canecas plásticas, dentro de un cilindro de 40 libras de gas, que estaban unidas por dos cables a un sistema eléctrico.

La carga fue hallada en la vía que conduce al corregimiento de Chicosito, municipio de Florida, Valle, y, según una fuente humana, habría sido colocada por presuntos integrantes del grupo armado al margen de la ley,  columna Dagoberto Ramos de las Farc

De acuerdo con la indagación del ente investigador, el cilindro bomba sería trasladado en un vehículo hasta el casco urbano de Florida, para realizar atentados terroristas contra instalaciones de la Fuerza Pública y la población civil.

Los 110 kilos de Pentolita fueron detonadas controladamente por los técnicos del CTI y unidades del Grupo Marte del Ejército Nacional, sin que se reportaran daños en la zona.

Las investigaciones por el hallazgo del material explosivo fueron asumidas por la Fiscalía Seccional de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de Cali.