Cuando se gobierne a favor del interés general y no de los negocios, podremos creer en Popayán

Por: Alexander Casas Prado

Cuando se gobierne a favor del interés general y no de los negocios, podremos creer en Popayán

Todos los habitantes de Popayán guardábamos la esperanza que en el gobierno municipal en cabeza de Juan Carlos López Castrillón se daría la reconciliación entre gobernante y gobernados, con el loable propósito de sacar adelante la ciudad, con un alcalde promocionado como un hombre de una gran trayectoria en el servicio público y con reconocimiento en el Gobierno Nacional para gestionar recursos para inversión en proyectos de impacto social y económico, sin embargo; para la desgracia de la otrora gloriosa Popayán y su gentes sucedió todo lo contrario.

El primer descalabro, pero sobre todo desilusión para nosotros los payaneses, quienes hemos sufrido la privatización de varios servicios públicos en las últimas administraciones de la ciudad,   ocurrió con el proyecto para la renovación urbana de la Galería del barrio Bolívar con un costo de $40 mil millones de pesos, cuya inversión; era completamente del Gobierno Nacional, estaban listos los diseños para iniciar las obras, pero Juan Carlos López Castrillón no tuvo la capacidad y mucho menos el liderazgo para la resolución de conflictos, frente a unas peticiones, por demás  validas de los comerciantes que reclamaban el derecho a la igualdad, siendo solidarios con varios de sus compañeros que no estaban siendo incluidos por la administración en dicho proyecto. Fue indignante; tener que ver como desde la alcaldía, se tomó la decisión más "olímpica", de no recibir los dineros para la transformación de esta zona en Popayán que por el momento continuara generando caos vehicular, comercialización y consumó de alucinógenos, además; de violencia e inseguridad.

El segundo golpe para los habitantes de la ciudad capital de departamento, con mayores índices de pobreza, miseria y hambre del sur occidente colombiano, es el contrato de actualización catastral firmado casi que, a escondidas, con el Instituto Agustín Codazzi por $9 mil 500 millones de pesos. Esto genero un estallido social en todos los estratos socio económicos de la ciudad, el incremento del impuesto predial supero el 40% y en varios casos sobrepaso hasta más de 100%. Sin embargo; gracias a semejante abuso del gobierno municipal, hizo posible que se conformara un comité cívico, conformado por varios ciudadanos con el conocimiento  e idoneidad para evidenciar a la comunidad en general, que dicho avaluó catastral está mal hecho,  sin lugar a dudas; por 9.600 millones de pesos, dineros de los contribuyentes, la ciudadanía espera y exige un trabajo bien realizado, para que todos sigamos aportando a través del pago de impuestos para mejorar nuestra calidad de vida. Hoy, este comité está dando la pelea por los intereses de toda la ciudad, es por eso que entabló una acción popular por el abuso y la injusticia para con la ciudadanía, la cual; busca que el presidente de la República Gustavo Petro, aplace por un año la implementación del avaluó catastral, realizado a control remoto, sin visita de predios.

Esto con el agravante que el "Honorable" Concejo de Popayán en pleno, en lugar de realizar un buen control político a la administración municipal, propósito para el cual recibieron el voto de confianza de la ciudadanía y fueron elegidos,  yendo en contravía a través de la aprobación de un acuerdo municipal se colocan del lado del verdugo, es decir; de la administración municipal y del IGAC, maquillando con descuentos el certero golpe a los bolsillos de los payaneses, sin contar hasta el momento de escribir esta columna de opinión una actualización al 100%. Es aterrador que el pueblo, en su mayoría de escasos recursos económicos terminara pagando el doble del impuesto por el concepto de impuesto predial, gracia al "convenio" con el IGAC.

El tercer porrazo para los payaneses es que, a pesar de la cacaraqueada supuesta capacidad de gestión de Juan Carlos López Castrillón , por sus supuestos contactos con el Gobierno Nacional. Es un hecho que la administración “Creo en Popayán” no tiene obras de infraestructura para mostrar, dejo perder un gran proyecto para la transformación del sector histórico con nuevos andenes y mejoramiento de varios sectores por $ 5 mil millones de pesos; lo más visible y sin ninguna respuesta efectiva son las ruinas del Centro Comercial Anarkos, la cual; para mayor desgracia de los payaneses actualmente en ejemplo de la decadencia de nuestro centro histórico, tal y como lo narra de muy buena manera el líder político y social Santiago Zambrano S.

Un ejemplo de la decadencia de nuestro centro histórico – El Nuevo Liberal

Pero el golpe más certero, y del cual será muy difícil levantarse los payaneses es el mayor “negociado” de lo que va de la administración del municipio, la misma que nos invitó a creer en Popayán, fue la creación de la Empresa "Ciudad Moderna S.A.S. E.S.P".  a través de ella la alcaldía otra vez con el beneplácito del "Honorable" Concejo de Popayán le entregó un cheque en blanco a los privados, con el manejo del servicio de Alumbrado Público por 30 años. Los particulares tendrán utilidades económicas por $ 1 billón 407 mil millones de pesos y el municipio recibirá sólo $ 940 millones de pesos. Como si esto fuese poco, el gobierno municipal le entrega a los particulares $ 487 mil 549 millones de pesos para que lo gasten como quieran, ese es el “cheque en blanco” no hay estudios previos o planificación en trabajos conexos para servicios tecnológicos asociados, en la Junta Directiva el municipio tiene el 65% de acciones y los privados el 35%, pero en una de las cláusulas del “negociado” a pesar que la mayoría de las acciones las tiene en municipio, son los privados los que tomaran las decisiones al interior de  la junta directiva. #NoHayDerecho

A todo lo anteriormente expuesto, vale la pena resaltar que la actual administración de Popayán se hizo al servicio de funcionarios inexpertos, los cuales; dejaron de ejecutar recursos en la presente vigencia fiscal para una ciudad con innumerables necesidades. Además; la alcaldía presenta al "Honorable" Concejo de Popayán un proyecto para la aprobación de vigencias futuras que superan los $ 30 mil millones, que incluyen "Micos", solicitando recursos por $ 13 mil millones de pesos para reparcheos sin estudios previos o planeación.

La corrupción de este gobierno tiene preso al exgerente de Empresa de Telecomunicaciones de Popayan EMTEL Jorge Hernán Timana, un juez de garantías lo ordenó, el exdirectivo es investigado por presuntas irregularidades en la adjudicación y ejecución de un convenio interadministrativo por $ 1 mil 300 millones de pesos para la conectividad de 80 colegios en Buenaventura.

La esperanza para los habitantes de Popayán, es que ya está muy cerca enero y con este mes del 2023 el principio del fin del periodo como alcalde de Popayán de Juan Carlos López Castrillón, el cual; tiene la convicción que cumplirá su Plan de Desarrollo, pero los más optimistas poca posibilidad le dan, porque está bastante colgado en 10 mil viviendas, Banco de Tierras, Malecom del rio Molino: ampliación de la galería del barrio Bolívar, PTAR de Occidente, nuevo equipo para transporte urbano de pasajeros para completar el SETPP (desfinanciado en $100 mil millones de pesos); son algunas de las promesas que están por verse… como diría mi abuelo: amanecerá y veremos en un año.

En esta radiografía de lo que es la administración “Creo en Popayán” en cabezada por Juan Carlos López Castrillón y un "Honorable" Concejo de Popayán de espaldas a la ciudadanía, solo nos debe llevar a la reflexión, para que el próximo año, donde; se llevaran a cabo las elecciones regionales, sea nuestro deber, el de renovar por completo esta clase política que lo único que ha hecho es buscar beneficios particulares.

Así las cosas, los payanes debemos tener más que claro Juan Carlos López Castrillón a pesar de haber nacido en Popayán no le duele nuestra amada ciudad y mucho menos sus gentes, es que estamos tan jodidos que en el "Honorable" Concejo de Popayán tenemos a nuestro propio “Manguito de pipián”.