Cuatro meses duró secuestrado Yonier Montero: Disidencias lo liberaron

El joven de 19 años de edad había sido secuestrado en agosto pasado en el municipio de Cajibío, Cauca.

Cuatro meses duró secuestrado Yonier Montero: Disidencias lo liberaron

Una misión humanitaria de la Defensoría del Pueblo, junto con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Misión de Verificación de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia y la guardia campesina de la región, facilitó la liberación de Yonier Libardo Montero Zambrano, quien se encontraba en poder del frente Jaime Martínez de las disidencias de las Farc desde hace cuatro meses.

Un equipo de la Regional Cauca de la Defensoría del Pueblo llegó hasta una zona montañosa cercana al municipio de Jamundí, en el límite entre los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, acompañó la recepción de Yonier Montero, un joven de 19 años que había sido retenido por uno de los frentes de las disidencias de las Farc que operan en la zona, y adelantó todas las labores humanitarias de verificación de sus condiciones de derechos humanos para garantizar el regreso a su hogar.

El joven Yonier Libardo Montero Zambrano había sido retenido en el municipio de Cajibío, departamento del Cauca, en el mes de agosto del presente año por el frente Jaime Martínez de las disidencias de las Farc.

Después de practicarle un examen médico y de verificación de las condiciones de derechos humanos durante el cautiverio, la misión humanitaria en la que participó activamente la Defensoría del Pueblo, contactó a la familia de Yonier Montero, para programar el reencuentro y el regreso a su hogar. El joven liberado manifestó que durante los cuatro meses de su retención recibió un buen trato y condiciones dignas de alimentación y salud.

La Defensoría del Pueblo reitera el llamado a todos los grupos armados ilegales a que sigan dando gestos de reconciliación, que cobran mayor importancia en esta época de fin de año. El grupo armado ilegal manifestó en el acto de entrega del ciudadano, que se trata de un gesto de buena voluntad y una acción humanitaria, que da cuenta de su disposición para participar en los diálogos de paz que el Gobierno Nacional ha anunciado.

La Defensoría del Pueblo seguirá adelantando las labores humanitarias necesarias, en todo el país, que permitan la libertad de todas las personas que están en poder de los grupos armados ilegales.