Debajo de las cobijas

/ general
Por: PeriodicoVirtual

Debajo de las cobijas

GISELLE DELGADO

El oportunismo y la astucia de los actores gobernantes para utilizar pasiones y sentimientos de la expareja de un líder indígena, a quien se le escucha un discurso que va lanza en ristre contra su exmarido, desvirtuando el discurso en la medida en que no se dirigió al movimiento indígena como tal, sino más específicamente a su ex. Validamos la estrategia de quienes tejieron tan calidoso engranaje: combinar los sentimientos de una pareja para explicar el problema de un país. En esta escisión, y dejando de lado posiciones feministas y machistas o el tomar partido sobre ¿quién de los dos: Feliciano o su esposa tiene razón? podemos interpretarlo como un sofisma de distracción para ingenuos y despistados televidentes y apartándonos de las intenciones maquiavélicas de quien calculó este enfrentamiento, debemos considerar la verdadera realidad del Cauca.

Y tenemos que empezar por decir que el Cauca es evidentemente uno de los departamentos con mayor población indígena y también con mayor pobreza. Es la población que habita la zona rural en las áreas mas distantes, enfrentando las condiciones precarias a las que se ven sometidos; los indígenas padecen de desnutrición, son marginados de la economía y del desarrollo, pero sí son participes del único mercado ‘real’ y eficiente que tiene el Cauca, que es el narcotráfico. Y lo más irónico es que las sustancias que han utilizado de manera ancestral como la coca y otras plantas medicinales, ahora han despertado el apetito en muchos sectores. Es irrisorio pensarlo, pero quienes más deberían beneficiarse del negocio de la coca, deberían ser los propios indígenas; por eso si alguien concibe un Cauca diferente, debe caberle en su mente la idea de legalizar este tipo de cultivo, pues a los indígenas les pertenece de manera ancestral y nunca han estado lejanos a estas semillas, sus mitos y sus ritos.

Que el Cuaca es diferente Sí, por eso se expresó en las candidaturas, la ciudadanía apoyando a Gustavo Petro; porque es quizá el que mejor interpretara la verdadera política caucana. ¿con qué dinero se ha desarrollado Antioquia, el Valle o la Costa Atlántica sino es con recursos producidos por los cultivos ilícitos del Cauca y el suroccidente?

Generar división entre los caucanos es un error, saldríamos perdiendo todos. Los empresarios, los microempresarios, la gente del común y sus gobernantes. Estos últimos para infortunio del Cauca -y así me sancionen y se tomen represalias contra la susodicha- No han hecho nada por este departamento que no sea diferente a favorecerse entre las denominadas roscas, cuya única filosofía es el ‘tú me das y yo te doy, ¿dónde te los doy, cuánto te doy?’ Y como siempre los personajes que son tan públicos en campaña, se esconden mientras gobiernan pobremente, al menos para que nadie se percate de que gobiernan en el exilio.

¡Por un Cauca para todos! y que para quienes tuvieron problemas debajo de las cobijas, que no mezclen la política con los desengaños.

Tomado de: elnuevoliberal.com

Industria de licores del Cauca
Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.