El alcalde de López de Micay, Wanner Suárez, informó que después de un consejo extraordinario municipal de gestión del riesgo, para analizar la situación de emergencia por las inundaciones, se declaró el estado de calamidad pública.

De esta manera, se espera que se ejecute el plan de emergencia para socorrer a los damnificados por la creciente súbita y posterior desbordamiento del río San Juan del Micay, que inundó el 100 por ciento de la cabecera municipal y zonas aledañas.

“La calamidad pública nos permite facilidades de atención inmediata y generar el apoyo de los organismos departamentales y nacionales”, dijo el alcalde.

Hasta el momento, un censo preliminar señala que son más de 3200 las familias afectadas, cerca de 13 mil personas, entre ellas 19 ciudadanos en condición de discapacidad y 2600 viviendas impactadas.

De acuerdo con el mandatario, se inició un censo más detallado que seguramente aumentará las cifras de las afectaciones.

“Yo he recorrido los territorios y el panorama es desolador, familias lo perdieron todo, las personas todavía están evacuando el agua, las arenas y el lodo de sus viviendas”, señaló Suárez.

Finalmente, el alcalde Wanner Suárez mencionó que dependen de la agilidad de las organismos departamentales y nacionales para que comiencen a llegar las ayudas.

“Próximamente se realizarán en Popayán, Cali y Buenaventura campañas de donación para los damnificados de López de Micay”, puntualizó el mandatario.

Nota tomada de: https://www.wradio.com.co/