Delincuentes asesinaron al líder social e integrante del Pacto Histórico

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) de Colombia informó este sábado que otro líder fue asesinado en el departamento de Nariñ, siendo el número 159 en lo que va de este año.

Delincuentes asesinaron al líder social e integrante del Pacto Histórico

Un grupo de delincuentes armados asesinó la noche del pasado viernes a otro líder social en Colombia, esta vez en el municipio de Taminango,  Nariño,  confirmó el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz.

Se trata de Dositeo Ojeda Mena, quien era el presidente de la junta de acción comunal de la vereda Guayacanal de Taminango e integrante de la coalición política de izquierda Pacto Histórico, a quien le arrebataron la vida mientras se hallaba en su casa.

De acuerdo con informes de Indepaz, con esa muerte, ya son 159 los líderes sociales asesinados en lo que va de 2022 y un total de 1.386 desde la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo, Farc-EP, adelantado hace casi seis años.

«La Defensoría del Pueblo ha emitido la AT 004/22 [alerta temprana], en la cual señala que los liderazgos comunales representan uno de los sectores más afectados, especialmente en territorios con presencia de grupos armados ilegales», reza el texto. Al respecto, detalla que en Nariño están presentes el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Frente Franco Benavides del Comando Coordinador de Occidente y bandas por tercerización.

La Defensoría e Indepaz recuerdan que, tal y como se ha explicado en varias alertas tempranas, entre las afectaciones más recurrentes hacia los liderazgos comunales figuran las amenazas, el homicidio, la intimidación, la persecución, la violencia basada en género, el desplazamiento forzado, las presiones bajo coacción y la estigmatización.

Tras asumir la presidencia de Colombia en agosto, Gustavo Petro ratificó que cumplirá con lo establecido en el Acuerdo de Paz, comprometiéndose a seguir las recomendaciones de la Comisión de la Verdad, que da cuenta de los estragos causados por seis décadas de conflicto armado.

Tan solo un mes después se dio a conocer que más de una decena de grupos armados, entre ellos la Segunda Marquetalia —una facción disidente de las FARC— se acogieron a la propuesta de cese al fuego unilateral del mandatario colombiano.