El alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, dio a conocer que el Ministerio de Cultura le delegó a la administración municipal, la toma de decisiones de manera descentralizada sobre la protección cultural de la ciudad.

Es decir, que la decisión de lo que pasará con el Anarkos queda en manos de la Junta de Patrimonio Local, la cual es presidida por la Secretaría de Planeación municipal.

“¡Gran noticia para nuestra ciudad! Recibimos de Angélica Mayolo, Ministra de Cultura, la resolución 019, que delega en el municipio la toma de decisiones de manera descentralizada, sobre la protección cultural de Popayán en los niveles 2 y 3 del PEMP (Plan Estratégico Municipal del Patrimonio Histórico), por ejemplo la declaración de amenaza de ruina del Centro Comercial Anarkos”, manifestó el alcalde López Castrillón.

Lo que significa, que en próximos días, se debe determinar qué va a suceder con lo que era una de las zonas más comerciales de la ciudad.

De acuerdo a la información suministrada, la administración local les notificará a los propietarios y copropietarios en próximos días, la demolición de esta infraestructura, se les da una espera de máximo 60 días y si estos no acatan la orden, entonces será la alcaldía quien asuma el proceso.

Es decir, la alcaldía hace el proceso, pero luego deberá ser cancelada por la junta de socios de lo que era la manzana 99.

El proceso de demolición por parte de la administración municipal primero debe hacerse por medio de una licitación, debido a lo complejo de la misma.

Así mismo, otro de los proceso que se debe realizar es el de recolección de escombros que queden de las ruinas del Anarkos, una vez sea demolido.