Un atentado contra un desmovilizado de las Farc se vio frustrado luego que el arma del sicario no funcionara. El hecho sucedió en pleno centro histórico de la ciudad de Popayán, como confirmó la misma víctima.

"El delincuente buscó atentar contra el escolta que estaba a la entrada del establecimiento donde permanecía, porque todo indica que el plan era sacarlo del camino para luego entrar y atentar contra mi vida, pero la pistola se le trabó, permitiendo la reacción de los guardespaldas", denunció Jhon Jairo Moreno Naranjo o Antonio Pardo.

La denuncia sobre este caso también  la hizo el partido Comunes, el mismo que congrega a los desmovilizados de las Farc luego del acuerdo de Paz.

"Jhon Jairo Moreno, y su esquema de protección se encontraban en la carrera 8 # 3-25 en un restaurante, en la ciudad de Popayán se acerca una persona a la entrada del restaurante con bermudas y un casco puesto, desenfunda un arma de fuego e intenta accionarla en contra de uno de los agentes escoltas del señor Jhon Jairo, sin que esta funcione", expresa el comunicado.

Añade que, "el agente (escolta) reacciona y junto con su compañero resguardan a su protegido que se encuentra dentro del restaurante, el atacante al notar que no le funciona el arma huye del sitio y se da aviso de inmediato a las autoridades", agrega el comunicado.

Por su parte, desde las autoridades de Popayán, manifestaron que investigarán lo ocurrido con el fin de esclarecer que fue lo que sucedió y por qué los escoltas no accionaron de manera rápida contra el supuesto sicario.

Con este caso ya son dos las acciones violentas, una de ellas mortales, contra líderes sociales o de izquierda que se registra en pleno centro histórico de la capital del Cauca.