El jefe del comando específico del Cauca, brigadier general Jhon Jairo Rojas, confirmó que soldados expertos en el manejo de explosivos desactivaron una carga detonante, la cual fue instalada por disidentes de las Farc para atentar contra los uniformados.

“Gracias al trabajo de un canino, nuestros soldados detectaron esta carga explosiva, ubicada en un camino usado por la población civil del corregimiento de El Palo, Caloto,  para movilizarse por la zona, por eso expertos en el manejo de estos elementos procedieron a desactivarla para evitar alguna tragedia”, explicó el oficial militar.

Recurriendo a una pequeña carga, los soldados desactivaron este poderoso elemento y permitir el desarrollo de los patrullajes, además de darle tranquilidad a la comunidad campesina e indígena de la zona.