Un contundente golpe a las finanzas del Grupo Armado Organizado residual “Bloque Occidental Alfonso Cano”, fue propinado en las últimas horas, en desarrollo de una operación conjunta e interagencial entre la Armada de Colombia, el Ejército Nacional y la Fiscalía General de la Nación, con la destrucción de un gigantesco complejo para la producción de cocaína.

En este lugar fueron halladas entre otros elementos, dos toneladas del estupefaciente, en área general del Río Curay, Tumaco, Nariño.

Guiados por información de inteligencia militar, y con orden judicial expedida por la Fiscalía, Unidades del Batallón de Infantería de Marina No. 40, adscritas a la Fuerza de Tarea Conjunta de Estabilización y Consolidación “Hércules” junto con tropas del Batallón Contra el Narcotráfico No.4 e integrantes del Cuerpo Técnico de Investigación- CTI, se desplegaron hasta la  zona general del río Curay, donde fue ubicado el complejo integrado por ocho estructuras dedicadas a la producción de clorhidrato de cocaína.

En el lugar, fueron hallados 2.026 kilos de clorhidrato de cocaína, lista para ser empacada y traficada de forma ilegal hacia países de Centroamérica y 904 kilos de pasta base de coca.

Así mismo, fueron encontrados más de una tonelada de insumos sólidos, 4.518 galones de insumos líquidos, 03 marcianos, 10 hornos microondas, 01 compresor, 01 hidrobomba, 08 grameras digitales, 02 equipos de filtración, 370 marquillas, 01 empacadora al vacío, entre otros elementos empleados para la producción del estupefaciente.

De acuerdo con la información de inteligencia, este complejo tenía capacidad para producir cuatro toneladas de cocaína de forma mensual y pertenecía al GAO-r Bloque Occidental Alfonso Cano, que delinque bajo el mando criminal de alias ‘Allende’, en el pacífico sur nariñense.

"Con el desmantelamiento de este complejo para la producción de cocaína se estima una afectación en más de 13 mil millones de pesos a las finanzas de este grupo armado organizado residual, dineros que engloban el costo del complejo ilegal y la comercialización del estupefaciente en países de Centroamérica y EE.UU", indicaron las autoridades.

Las ocho estructuras, la droga y los insumos fueron destruidos de forma controlada en el lugar de los hechos, bajo estrictas normas de seguridad y conservando todas las medidas para la preservación del medio ambiente, bajo la supervisión del CTI de la Fiscalía.

"La ofensiva adelantada por la Armada de Colombia contra los grupos armados organizados en el Pacífico nariñense no cesa. La Fuerza Naval del Pacífico  a través de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico No. 72 “Poseidón”, mantiene los esfuerzos conjuntos, coordinados e interinstitucionales para continuar afectando el narcotráfico, actividad criminal que se constituye en la principal fuente de financiación de las organizaciones terroristas, además de ser el principal factor generador de violencia, inseguridad y zozobra en la región del Pacífico", indicaron efectivos de dicha institución.