Este jueves 25 de marzo, el senador Feliciano Valencia denunció en su cuenta oficial de Twitter que las disidencias de las Farc declararon a las autoridades tradicionales de Caldono, Cauca, y a la Guardia Indígena como objetivos militares. Valencia soportó su denuncia con el panfleto que emitió una columna de dichos grupos armados ilegales.

En el panfleto firmado por la Columna Móvil Jaime Martínez de las disidencias de las Farc se emite una nueva amenaza contra la Guardia Indígena y contra la Dirigencia de los Comuneros en el Cauca. El grupo guerrillero manifestó en su comunicado que las comunidades indígenas, específicamente, los líderes de estas entorpecen el desarrollo de sus actividades “en contra de las políticas del Estado”.

Extendemos un saludo revolucionario a todo el departamento del Cauca. En ejercicio de nuestra política revolucionaria queremos manifestarles que esta organización armada siempre ha estado en el territorio caucano realizando nuestras operaciones en contra de las políticas del Estado”, detalló el grupo armado al inicio del panfleto.

Lugo recalcaron que “líderes indígenas han entorpecido el accionar de nosotros” y agregaron que esto les “ha costado pérdidas grandes para esta organización”. Por estas razones, decidieron declarar objetivo militar “a la Guardia Indígena del municipio de Caldono, el representante legal de la asociación de Cabildos, el señor Fredy Campo; el señor Yesid Conda, líder del resguardo de Pitayo y demás líderes de municipios vecinos”.

Concluyeron la amenaza destacando que estas personas tienen 42 horas “para que salgan de sus territorios de origen para no tener que accionar nuestras armas”. Este es el panfleto de las disidencias que publicó el senador indígena:

Ante esta amenaza, este 25 de marzo, el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) se pronunció oficialmente para rechazar las declaraciones de las disidencias en las que pretender desplazar forzosamente a líderes y comunidades indígenas de sus territorios. “Alertamos al Gobierno Nacional, a los Organismos Nacionales e Internacionales defensores y garantes de los DD. HH y el DIH, Defensoría del Pueblo, de Mapp OEA, ONU, a las Instituciones del Estado como responsables de la preservación de la vida y el territorio de los colombianos, hacer seguimiento oportuno, coherente y con responsabilidad, realizando acciones de acompañamiento, control y monitoreo para evitar que estas amenazas se materialicen en nuestros territorios”, declaró el CRIC en su comunicado.

Recordaron, además, que hace poco se declararon en máxima alerta por la situación violenta que viven las comunidades en el departamento de Antioquia, y ahora hacen lo mismo en Cauca. “Nos declaramos en Máxima Alerta por la amenaza y los riesgos que corre la Comunidad, Autoridades Tradicionales, Líderes y Defensores de Derechos Humanos y Guardia Indígena, toda vez, que, esta situación de desplazamiento, estigmatización, señalamiento y amenaza afecta nuestros planes de vida, atenta contra la vida, la integridad física y el territorio como sujeto colectivo de derechos”, aseguraron.

“Recordamos que somos pueblos originarios en donde la guerra y el estado ha buscado generar el exterminio absoluto, por medio de amenazas, homicidios, secuestros, desapariciones forzadas y demás”, Consejo Regional Indígena del Cauca.

Finalmente, el CRIC instó a las 127 autoridades tradicionales, a los diez 10 pueblos indígenas y a la comunidad en general de Caldono y de todo el departamento a estar en máxima alerta por los hechos violentos que puedan generar las disidencias ante el incumplimiento de sus amenazas. Además, denunciaron ante organizaciones internacionales el accionar de los actores armados que afecta sus derechos colectivos en tiempos de pandemia y pone en riesgo la presencia de los pueblos indígenas, razón por la que exigieron mayores garantías.

Por otro lado, recordaron la responsabilidad del Estado, en cabeza del presidente Iván Duque, en estos hechos ante su falta de presencia en los territorios y ser “renuente a escuchar nuestras voces y no garantizar los Derechos Fundamentales a la vida, la pervivencia, la convivencia pacífica de los pueblos indígenas”.

Nota tomada de: https://www.infobae.com/