En el Cauca, las agresiones contra las mujeres no se detienen. En las últimas horas se confirmó que dos ciudadanas resultaron heridas al ser atacadas con arma blanca.

Los hechos sucedieron en medio de los festejos por el inicio de inicio de año adelantados en viviendas o lugares públicos de los municipios de Santander de Quilichao y Cajibío.  

Una de las situaciones sucedió en la vereda Alta Mira del corregimiento de El Carmelo, donde se presentó un riña.  En medio de esta situación resultó herida con arma blanca una joven de 23 años de edad y otro ciudadano.

"La muchacha recibió una puñalada en la parte superior del abdomen y el joven terminó con un disparo en el pecho, por eso ambos fueron trasladados  a la clínica La Estancia de Popayán, donde reciben atención por parte de los galenos", indicaron las autoridades.

El otro hecho sucedió en el barrio Los Pinos del corregimiento de Mondomo, zona rural de Santander de Quilichao.

"Una ciudadana de 35 años de edad resultó con una puñalada en el pecho luego de presentarse una airada discusión con una familiar en medio de una pelea, la situación se originó cuando adelantaban un festejo en una residencia",  indicaron policías que laboran en este municipio.

Tras el hecho, la mujer fue llevada al hospital local y luego remitida a una clínica de Cali, Valle, por la gravedad de la lesión que presenta. Su esta de salud, por el momento, es estable.

Estos casos se sumaron los dos feminicidios presentados al inicio de este año El Patía y Toribío.