Periodistas de Popayán rechazaron la agresión, por parte de algunos policías, contra los comunicadores Óscar Solarte y Jhon Jairo Astudillo cuando realizaban el cubrimiento de los enfrentamientos entre algunos manifestantes y la Policía.

"No puede ser que se ataque a la prensa cuando se está documentando lo que pasa en las calles, no se puede tolerar que sean los mismos integrantes de la Policía los que nos agredan cuando buscamos mantener informados a los payaneses", denunció Fernando Rojas.

Es que tanto Óscar Solarte, reportero del periódico Extra, y Jhon Jairo Astudillo, de Última Hora Cauca, fueron golpeados por los algunos uniformados, como quedó registrado en videos realizados por otros ciudadanos.

Ambos terminaron con golpes en diferentes partes del cuerpo, obligando a ser atendidos por socorristas de la Cruz Roja.

Esta situación se presentó en medio de las violentas confrontaciones entre algunos manifestantes y la Policía en el sector de la Panamericana de Popayán, frente a un reconocido casino.

Es que primeros fueron los enfrentamientos en varios sectores del barrio Bolívar, comuna tres de Popayán, los cuales se extendieron a otros lugares de la ciudad.

Los choques comenzaron alrededor de las 1:00 de la tarde cuando encapuchados empezaron atacar la estación sur de la Policía Metropolitana, generándose la intervención del Esmad.

Desde ese momento, y por más de seis horas, se presentaron peleas en este punto de la ciudad, obligando a los comerciantes a cerrar sus negocios o establecimientos.

Alrededor de 25 personas resultaron heridos en estas situaciones, las cuales causaron terror entre los residentes y trabajadores de la zona.

"En hechos similares son afectados por el lanzamiento de objetos contundentes y otros elementos utilizados por el Esmad, los lideres José Luis Molina y Fabián Jiménez, con heridas en la cabeza y los testículos respectivamente. De igual forma en hechos acontecidos a las 6:20 p.m. en inmediaciones del Éxito Panamericana, fueron agredidos un brigadista de Salud de la Brigada N 21, tres reporteros y tres defensores de Derechos Humanos, fueron retenidos 1 menor de edad y dos adultos mas", denunció el colectivo de derechos humanos 'Pedro Vaca'.

También resultaron lesionados ocho policías tras ser impactados por objetos contundentes y explosivos.  

De hecho, se conoció la denuncia como los encapuchados usaron explosivos de fabricación artesanal para atacar a los uniformados, algunos de ellos heridos por esquirlas.