En las últimas horas la Policía Metropolitana de Popayan logró la captura de dos personas por el delito de falsedad marcaria y la recuperación de dos motocicletas que habían sido hurtadas.

El primer hecho se presentó momentos en que funcionarios del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, se encontraban realizando patrullajes y fueron informados a través de una llamada telefónica sobre una motocicleta abandonada en vía pública.

De inmediato llegaron al lugar y luego de la verificación de antecedentes del automotor de placas AY86E, esta poseía una orden de inmovilización por hurto, hecho que se habría presentado en la vía que de Jamundí comunica a Popayan cuando sujetos intimidaron a su propietario con armas de fuego para luego despojarlo de su medio de transporte.

Un segundo caso tuvo lugar en vía pública de Coconuco - Puracé, donde la patrulla policial detiene la marcha de un motociclista en actitud sospechosa; al verificar los guarismos de identificación del automotor, los uniformados se percatan de que estos presentan alteraciones evidentes, motivo por el cual el implicado en la conducta ilícita fue capturado.

Así mismo en la carrera 9 con calle 23 del barrio Dean, un hombre quien se movilizaba a bordo de una motocicleta fue capturado en flagrancia. Los hechos se dieron momentos en que la patrulla del cuadrante, verificó sus sistemas de identificación donde se pudo establecer una inconsistencia en la placa la cual se encontraba tapada con cinta adhesiva; hechos que motivaron a los uniformados a proceder con la captura del implicado por el delito de falsedad marcaria.

Finalmente, en el parque central de Timbio Cauca, una motocicleta la cual había sido reportada como hurtada en el sistema de antecedentes de la fiscalía, fue recuperada por la patrulla del cuadrante al hallarla en estado de abandono.

La modalidad de hurto de automotores halado, es la más utilizada por la delincuencia, consiste en que las personas dejan sus motocicletas o vehículos estacionados en cualquier sitio sin el cuidado de nadie y sin ningún tipo de seguridad “alarmas, candados, etc.”, por lo cual los delincuentes aprovechan el factor oportunidad, violentando sus guardas o chapas, logrando encenderlos o llevarlos arrastrados, para posteriormente ocultarlos y comercializarlos.

Es por ello que, la policía nacional invita a la comunidad en general a generar conciencia de autocuidado, utilizando los parqueaderos autorizados para evitar la afectación de su patrimonio económico mediante la comisión de estas conductas ilícitas.