Dos sujetos fueron enviados a la cárcel tras ser capturados en allanamiento adelantado en una vivienda del barrio San José de Santander de Quilichao, norte del Cauca.

Como explicaron funcionarios de la Sijín que participaron en este operativo,  un juez de la República ordenó la diligencia de registro y allanamiento a una casa de este barrio, como parte de una investigación que se adelantaba contra una estructura delictiva dedicada a la comercialización de alucinógenos en pequeñas cantidades.

“Los vecinos del lugar denunciaron cómo varios sujetos usaban dicha vivienda para vender marihuana y bazuco al menudeo, generando un ambiente de zozobra e intranquilidad, ya que los consumidores que arribaban al sitio, por lo general protagonizaban peleas callejeras, o en otras ocasiones, atacaban a la misma comunidad para quitarles las pertenencias”, explicaron los investigadores.

A raíz de esto, los policías empezaron una serie de seguimientos contra los sujetos señalados de ejecutar esta actividad ilegal, comprobando cómo se organizaban para la distribución y venta de alucinógenos en menores cantidades. Para ello usaban una vivienda, con el fin de no levantar sospecha entre los policías que patrullan a diario este sector de Santander de Quilichao.

“Por eso se adelantó la diligencia judicial en la vivienda, encontrando que una persona portaba un revólver Precise 880 Pat Pent calibre 22, además, otro ciudadano fue sorprendido con  de 3.600 gramos de marihuana, los cuales serían distribuidos en dosis para facilitar su comercialización. Al final,  ambas personas terminaron capturadas”, indicaron los investigadores.

Luego de esto, y junto con los elementos incautados, los dos ciudadanos quedaron a disposición de la Fiscalía por los delitos de tráfico de estupefacientes y armas de fuego.

Posteriormente un juez de control de garantías determinó enviar a la cárcel a los detenidos al considerar que representaban un peligro para la comunidad de este barrio quilichagüeño.