El presidente de Colombia, Iván Duque, se pronunció este martes frente a los hechos que sucedieron en la localidad de Suba, al norte de Bogotá, en los que se habría presentado exceso de fuerza por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) contra ciudadanos y periodistas.

Los hechos ocurrieron luego de que finalizara el evento de presentación de la segunda línea del metro, en la ciudad, en el que participaron, el jefe de Estado, la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, y la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, cuyo carro fue atacado por vándalos.

“A nuestros policías todo el apoyo, pero también toda la exigencia”, señaló Iván Duque luego que se conocieran innumerables denuncias por parte de ciudadanos que se manifestaban y periodistas de diferentes medios que fueron agredidos por uniformados de la Policía Nacional, a pesar de identificarse como prensa.

Estos casos de violencia policial se suman a los 4.687 registrados por la organización defensora de derechos humanos Temblores ONG contra la ciudadanía y los 240 documentados contra la prensa por parte de la Fundación para la Liberta de Prensa (FLIP) en medio de las movilizaciones sociales en el marco del paro nacional que cumple dos meses en el país.

“Ante la actuación de miembros de la Policía Nacional que se excedieron en el uso de la fuerza en la localidad de Suba, la institución inició de inmediato la investigación formal”, aseguró el presidente, luego que se conociera que tres uniformados fueron separados de sus cargos por estos hechos.

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, señaló que brinda “todo el apoyo a nuestros policías, pero también toda la exigencia en su actuar”, un mensaje parecido al del primer mandatario, en el que no expresan de manera explícita su rechazo a estos hechos, que han sido condenados por organizaciones internacionales como la ONU y la Unión Europea.

“Ante las denuncias de acciones irregulares por parte del Esmad en Suba, he pedido medidas inmediatas para verificar e investigar los hechos”, señaló el jefe de cartera que ha mantenido una postura de apoyo a la fuerza pública a pesar de las graves violaciones a los derechos humanos que se han registrado durante las manifestaciones sociales en contra del Gobierno nacional.

Miembros del Esmad son retirados del cargo por agredir a manifestantes en Suba

A lo largo de este martes 29 de junio, en Suba, al norte de Bogotá, han sucedido varios enfrentamientos entre ciudadanos y miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y varios de estos momentos han quedado registrados en video. Hay imágenes que probarían que los uniformados han reprimido a los civiles y, en varios casos, algunos han tenido que ser remitidos a centros de salud, por lo que quienes hayan abusado de su poder enfrentarán consecuencias.

La noticia fue informada por la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog), que aseguró que esta situación es inaceptable y no se tolerarán violaciones a derechos humanos. Así mismo, resaltó que fue posible identificar a los policías gracias a los videos difundidos en redes.

“Esta tarde miembros del escuadrón móvil antidisturbios agredieron a dos periodistas y un joven en suba y rechazamos esto fue seguimientos regulares. A los periodistas les extendemos nuestras respectivas disculpas y al joven le restablecimos su derecho. Gracias a los videos que se grabaron en el sector, logramos identificar a los policías que cometieron este procedimiento regular y fueron citados de forma inmediata y separados de sus cargos. Continuamos la investigación y tomaremos las acciones pertinentes”, dijo el brigadier general Jorge Eliécer Camacho Jiménez, comandante de Mebog.

Noticia tomada de: Infobae