En el marco de la Operación San Roque, cuyo objetivo es apoyar a la población más vulnerable del país durante la contingencia ocasionada por la pandemia del virus COVID-19, el Ejército Nacional trabaja en iniciativas que mitigan las necesidades básicas insatisfechas de la población y es por ello que de la mano con la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Popayán, ha entregado mercados, frutas, comida caliente y kits de golosinas.

Estas ayudas se han entregado en los barrios Nueva Floralia, Renacer 2 de Julio, San Bernardino y Brisas de la Ladera; así como en los asentamientos Primero de Abril y Sinay en la ciudad de Popayán. De igual manera, otras ayudas han sido destinadas al barrio Suerte Cuarenta en el municipio de Miranda, Cauca.

Durante las jornadas, los soldados han logrado brindar alegría y esperanza a las comunidades beneficiadas, como lo afirma el teniente coronel Ferney Bustamante, comandante del Batallón de Apoyo de Acción Integral y Desarrollo N.º 3: «trabajamos por llegar con una luz de esperanza a estas poblaciones que se han visto muy afectadas por la pandemia. Durante las jornadas compartimos risas y detalles, ellos se olvidan de todo por un rato».

Por los caucanos, los soldados del Ejército Nacional continuarán trabajando en alianzas estratégicas que beneficien a quienes más lo necesitan, a través de sus capacidades y herramientas de Acción Integral.